BOLSA

Repsol mejora perspectivas

La ace­le­ra­ción del crudo, con el Brent casi un 45% por en­cima de prin­ci­pios de año, ha de­vuelto el in­terés de los in­ver­sores hacia el sec­tor. Entre las em­presas más be­ne­fi­ciadas se en­cuentra Repsol por su ca­pa­cidad para elevar sus már­ge­nes. Los ope­ra­dores han re­co­gido además con sa­tis­fac­ción la me­jora de la pers­pec­tiva cre­di­ticia de la mul­ti­na­cional ener­gé­tica por parte de Moody´s, lo que au­gura po­si­bles me­joras del ra­ting en un fu­turo pró­ximo

.

La agencia internacional de medición de riesgos ha elevado de negativa a estable la perspectiva de Repsol, al tiempo que ha reiterado su actual clasificación crediticia a largo plazo en Baa2. Esta mejora, señala la firma, refleja la expectativa de que Repsol sea capaz de restaurar sus métricas crediticias en línea con una calificación de Baa2 hasta 2022.

La agencia de calificación rebajó el año pasado en un escalón la nota como emisor a largo plazo de Repsol, hasta situarla en Baa2, debido a la paralización de la demanda provocada por la expansión de la pandemia de la covid.

No obstante, la agencia ha valorado positivamente el fortalecimiento del perfil de liquidez de Repsol desde el inicio de la crisis gracias a los compromisos de liquidez adicional adquiridos para hacer frente a la mayor volatilidad en sus mercados.

Factores que explican el rebote de cerca del 40% experimentado por su cotización en el mercado desde principios de año. La compañía ha logrado de este modo recuperar niveles clave para asentar su actual fase alcista que le permite apuntar ahora hacia los 12 euros por acción. En ese nivel encuentra la última barrera de gran congestión que lo separa de sus máximos.

Artículos relacionados