BOLSA

Fluidra, sin límites a corto plazo

Los foros bur­sá­tiles se mues­tran más que eu­fó­ricos con Fluidra. La lle­gada del pe­ríodo es­ti­val, di­cen, no hará más que in­su­flar nuevos aires a una ac­ción ya de por sí su­per­vi­ta­mi­nada des­pués de pre­sentar un ex­ce­lente ba­lance al cierre del primer tri­mes­tre. El be­ne­ficio de la com­pañía líder de la in­dus­tria de pis­cinas se elevó por en­cima de los 67 mi­llones de euros de enero a marzo frente a los poco más de 1,6 mi­llones de un año an­tes.

Un espectacular salto cuantitativo en el crecimiento motivado por la magnífica evolución de las ventas, sobre todo, en sus segmentos de Piscina Residencial y de Actividades de Nueva Piscina. Precisamente dos de las actividades que mayor impulso cabe esperar durante la temporada de verano.

Esta intensa actividad está permitiendo a Fluidra rebajar su alto grado de apalancamiento de 3,4 a 2,4 veces, a pesar del crecimiento de la deuda neta que se ha situado por encima de los 977 millones de euros. Este es su principal punto débil, aunque compensado en buena medida por la positiva evolución del flujo de caja.

La progresiva mejora del apalancamiento ha llevado a Moody´s a elevar recientemente su calificación financiera. La agencia de medición de riesgos ha subido su rating de Ba3 a Ba2 con perspectiva estable. Esto supondrá un mayor recorte de los gastos financieros ya observado en el primer trimestre.

Cifras que justifican en conjunto la espectacular evolución de Fluidra en los últimos doce meses registrando máximos sesión tras sesión. En este período ha multiplicado por más de tres su precio hasta rondar ya los 34 euros por acción. Un avance propiciado en buena medida tras su incorporación al índice Ibex 35 el pasado 21 de marzo.

Los operadores, además, no observan signos de agotamiento y siguen apostando por las subidas, al menos hasta el pago de dividendo. La compañía abonará el próximo 6 de julio la primera mitad, 0,20 euros brutos por acción, del total de los 0,4 euros aprobado por la junta en efectivo con cargo a reservas voluntarias. El primero de julio, por tanto, será el último día para comprar acciones de Fluidra con derecho a este dividendo.

En principio, por tanto, no parece tener un techo a corto plazo, aunque no descartan que los altos niveles alcanzados puedan producir pronto una recogida de beneficios con fuertes ajustes en el valor. Eso, en cualquier, caso solo sería una buena oportunidad para comprar más barato.

Artículos relacionados