Monitor del Seguro

Las em­presas del sector atienden cada hora 51.600 per­cances de clientes

La ASG como vertebradora de la actividad aseguradora

El 67,4% de la car­tera de in­ver­siones está co­lo­cada en deuda

Unespa
Unespa

Unespa lleva cuatro años, desde 2017, pu­bli­cando su in­forme anual Estamos Seguros, un re­lato de todo lo que ha hecho el se­guro en favor de la so­ciedad a lo largo del año. Ahora, que tan en boga están los cri­te­rios Ambientales, Sociales y de Gobernanza (ASG), la Asociación Empresarial del Seguro ha pre­sen­tado el do­cu­mento, con la misma es­truc­tura de siem­pre, pero con la ASG como ele­mento ver­te­brador de los da­tos.

Una forma de poner en valor algo que el sector lleva haciendo mucho tiempo antes de que las siglas ASG estuvieran en boca de todos.

Desde un punto de vista económico, la actividad aseguradora representa en torno a un 5,2% del PIB español. Detrás de esta cifra hay mucho más: “La confianza que aporta, la certitud, es fundamental para el consumo y la inversión”. Para hacernos una idea de lo que supone el seguro en el día a día de sus clientes, otra cifra: cada hora atiende más de 51.600 percances de personas que han tenido un problema inesperado y requieren su ayuda. Un año antes, en el informe se hablaba de 15.000.

Muy probablemente, la borrasca Filomena, acaecida a principios de 2021, ha tenido mucho que ver en el incremento de las llamadas a las aseguradoras. Estas compañías desembolsaron 230 millones de euros para paliar los daños causados en inmuebles y vehículos. Y para poner en ‘contexto ASG’ el dato, solo recordar que “la creciente frecuencia y severidad de todos estos fenómenos atmosféricos (tempestades, inundaciones y nevadas) están relacionadas con el cambio climático”. Es decir, la A de la ASG.

Los datos, vitales

Si nos fijamos en la S, la industria pone sobre la mesa otros datos, como el empleo que generan. La actividad aseguradora crea unos 160.000 puestos de trabajo directos en España, de los que cerca de 50.000 corresponden a compañías de seguros. Y más importante, ese empleo es estable, “incluso en situaciones tan exigentes para las empresas como la experimentada a raíz de la pandemia de COVID-19”, enfatizan en el informe Estamos Seguros. Además, es el octavo mejor sector retribuido de toda la economía española.

Este año, además, la industria ha querido dar más visibilidad a la promoción de la igualdad de oportunidades que impulsan en materia laboral. Las mujeres constituyen en la actualidad el 52% de la plantilla de las aseguradoras. No obstante, la propia Unespa reconoce que todavía queda trabajo por hacer en los puestos de decisión: representan el 31% de los integrantes de los comités de dirección.

En la G de Gobernanza, las aseguradoras han destacado su transparencia. El sector publica anualmente datos relacionados con información extrafinanciera: protección ambiental, respeto de los derechos humanos, responsabilidad social y tratamiento de los empleados, lucha contra la corrupción, diversidad en los consejos (edad, género, perfil profesional…). Además, siete de cada 10 compañías disponen de políticas de Responsabilidad Social Corporativa (RSC).

El seguro también tiene un papel destacado como inversor institucional. Las aseguradoras y los fondos de pensiones gestionan en España un patrimonio de 427.182 millones de euros. En la cartera de activos que adquieren las aseguradoras destacan, ante todo, los títulos de deuda. Tanto pública como privada. En concreto, de ese total, 287.878 millones están invertidos en bonos, el 67,4% (68,1% hace un año). La mayor partida es la destinada a deuda pública española, 157.176 millones de euros. “El seguro tiene un apetito particularmente elevado por una inversión beneficiosa para todos: la deuda pública. Cada día, cada hora, pues, el seguro financia infraestructuras, escuelas, hospitales y otras partidas de gasto público”, afirman.

En el mismo ámbito del compromiso de la industria con la sociedad, el seguro también ha hecho hincapié en su contribución a la inclusión financiera: hay un distribuidor de seguros en prácticamente todas las localidades de España. Explican que, “además, las prestaciones que realiza el sector a través de todo tipo de colaboradores y reparadores sirven para dinamizar la economía local. No en vano, el seguro es la mayor plataforma de servicios que existe en la economía española”.

En definitiva, en su informe anual Estamos Seguros, la iniciativa de divulgación de la cultura aseguradora puesta en marcha por Unespa en 2016, informa sobre los mismos datos y parámetros básicos relacionados con su aportación a la sociedad que en sus anteriores estudios, pero en esta ocasión la narrativa usada para darle visibilidad está alineada con los ahora tan populares criterios ASG; compromisos que para el sector, como se aprecia, no son nuevos.

Artículos relacionados