BOLSA

Santander se afianza en México

Con el fin de ga­ran­ti­zarse una mayor acep­ta­ción, el Banco Santander ha op­tado por mo­di­ficar la oferta de compra rea­li­zada por las ac­ciones que no posee de su fi­lial de México. Este cambio su­pone que la opa pasa ahora a ser vo­lun­taria con el ob­je­tivo, señala la en­ti­dad, de "proporcionar una ven­tana de li­quidez para aque­llos in­ver­sores que qui­sieran des­in­vertir sus po­si­ciones en el corto plazo al precio ofre­ci­do".

La opa por aproximadamente el 8,3% del capital que todavía no controla pierde así la condición de una oferta pública de adquisición de cancelación de cotización como había anunciado previamente. En consecuencia, la opa dejará de estar sujeta a la aprobación de al menos un 95% del capital existente de Santander México y facilitará sus objetivos.

El resto de términos fijados por el Santander relativos a la opa permanecerán inalterados, incluido el mantenimiento del precio de 24 pesos por cada acción de Santander México con independencia del pago del dividendo por importe de 0,45 pesos.

Una operación destinada a afianzar su actividad en el país norteamericano. Una economía, que a pesar de las incertidumbres sobre todo políticas, ofrece una alta capacidad de crecimiento.

"El inicio de la oferta y la propia oferta misma permanecen sujetas a las condiciones habituales de este tipo de operaciones", según la entidad española. El Santander espera obtener las aprobaciones regulatorias pertinentes sobre la documentación de opa no más tarde del 31 de julio.

Pese a la prudencia mostrada por el mercado en este arranque del mes de junio, las acciones del Santander mantienen una revalorización anual superior al 30%. Un alza que lo sitúan en la parte alta de la lista de mayores subidas del selectivo y en niveles previos a la pandemia. Su principal barrera en su actual perfil alcista se sitúa ahora en torno a los 3,5 euros.

De superarlo, los expertos técnicos creen que el banco se enfrentará después a un largo proceso de consolidación entre los 3,5 y los 4 euros por acción a no ser que se encuentra con algún factor externo que lo frene o lo impulse, como una subida de tipos de interés antes de lo previsto.

Artículos relacionados