BOLSA

Facephi, un sector de alto potencial

Después de sor­prender a pro­pios y ex­traños en 2019, con­vir­tién­dose en el mayor de mayor re­va­lo­ri­za­ción del mer­cado de renta va­riable es­pañol con un alza su­pe­rior al 300%, Facephi ha caído en una pro­funda de­pre­sión pro­vo­cada por la pan­de­mia. Ha pa­sado así de tocar el cielo a casi nueve euros por ac­ción a poner en riesgo el so­porte que en­cuentra sobre los 3,5 euros por ac­ción.

Un preocupante deterioro acelerado por la caída de las ventas que llevaron a la compañía a cerrar el pasado ejercicio con unas pérdidas de 1,6 millones de euros frente a los beneficios de 1,2 millones de un año antes.

Aunque su situación en Bolsa en estos momentos no es nada fácil, con mucha volatilidad, los operadores siguen creyendo en el alto potencial de la sociedad ante la progresiva estandarización de las tecnologías biométricas o de identidad digital como la medida de seguridad más cómoda y de más fácil interacción de empresas y gobiernos con los usuarios.

Según un estudio de Mordor Intelligence, El mercado del reconocimiento facial se encontraría valorado en más de 4.400 millones de dólares en la actualidad, y se estima que podría escalar hasta los 10.900 millones con una tasa de crecimiento anual (CAGR) del 17,6%.

Ante estas cifras, la compañía parece convencida de que los dos o tres años próximos años serán especialmente buenos conforme se vaya recuperando la actividad tras la pandemia. Para aprovechar este tirón, Facephi viene realizando en los últimos años un importante esfuerzo para la diversificación geográfica de su negocio.

Hace ya un par de años inició este proceso en el mercado asiático, invirtiendo para abrir una filial con estructura propia y desarrollar el negocio desde allí. Una filial que no ha tardado en ofrecer casos de éxito, en especial en Cora del Sur, con clientes como Daegu Bank, KB Security, el hospital Samsung donde utilizan la tecnología FacePhi para identificar o autenticar a sus pacientes o clientes. Entre los acuerdos más recientes en área destaca el alcanzado con Pinetree Vietnam, lo cual ha supuesto un espaldarazo más a la estrategia de consolidación en el mercado Asia-Pacífico y su expansión por la zona.

También tiene un fuerte arraigo en América Latina con estructura propia en todos los países y más de 90 clientes, principalmente bancos, operando con su tecnología y donde busca seguir creciendo en otras verticales con alto potencial de crecimiento como son las aerolíneas, e-commerce, el sector salud, grandes empresas de telecomunicaciones entre otras muchas.

Su siguiente gran objetivo ahora es entrar en Estados Unidos también con estructura propia, algo que la compañía espera cumplir pare finales de este año o principios del siguientes después del retraso generado por la pandemia.

Estrategia, apoyada en un programa de recompra de acciones por hasta un millón de euros o 300.000 títulos, con la que el grupo especializado en el reconocimiento biométrico espera dar un giro de 180 grados a su profunda tendencia bajista de los últimos 14 meses. Sus altos niveles de sobreventa están ofreciendo señales de que es un buen momento para entrar, lo cual apuntaría a importantes rebotes a corto y medio plazo.

Artículos relacionados