BOLSA

Ecoener da el toque de campana

Una vez com­ple­tado el pe­ríodo de pros­pec­ción de de­manda para su sa­lida a Bolsa, Ecoener ha fi­jado su precio de sus­crip­ción en 5,9 euros por ac­ción. Eso su­pone una va­lo­ra­ción de la com­pañía del orden de 336 mi­llones de eu­ros. Si se cum­plen los plazos pre­vis­tos, es­pera de­butar en el mer­cado con­tinuo el pró­ximo 4 de mayo, coin­ci­diendo con las elec­ciones de la Comunidad de Madrid. Algo que le puede quitar algo de pro­ta­go­nismo.

El tamaño de la operación, dirigida a inversores institucionales de España y otros países, asciende a un importe total agregado de 99,9 millones de euros, resultante de la emisión de 16.949.150 nuevas acciones ordinarias de la sociedad. La operación queda desglosada en una ampliación de capital de 5,4 millones euros y una prima de emisión agregada de 94,5 millones. El capital social de la compañía pasará a ser de 18,2 millones euros y sus títulos cotizarán bajo el símbolo ENER.

Luis de Valdivia, presidente y consejero delegado, ha señalado que la oferta se ha “dimensionado en función del apetito del inversor que busca Ecoener, fiel reflejo del estilo de gestión basado en la búsqueda constante de creación de valor a largo plazo".

Para ello, el grupo de renovables ha reducido esta semana el tamaño de la transacción con el fin de que le aporte unos ingresos brutos de 100 millones euros, frente a los 181,8 millones estimados inicialmente.

La empresa gallega anunció hace dos semanas que pretendía comenzar a cotizar en la bolsa española con una horquilla de precios indicativa de entre 5,9 y 7,25 euros por acción. También ha retrasado su fecha de estreno bursátil al 4 de mayo frente al 30 de abril previsto.

Ecoener SLU, principal accionista de la compañía, mantendrá una participación del 70,98% del capital social tras la liquidación de la oferta. Los fondos obtenidos en la operación se utilizarán para pagar los gastos de la transacción y financiar inversiones para el desarrollo de los proyectos que tiene en cartera.

La firma cuenta con 141 megavatios de potencia instalada, 142 MW en construcción y una cartera de aproximadamente 1,5 gigavatios en distintas fases de desarrollo. Société Générale actúa como entidad coordinadora en la operación, mientras que CaixaBank será la entidad coordinadora global.

Artículos relacionados