LA SEMANA BURSÁTIL

La Bolsa se apoya en los resultados

El ex­ce­lente arranque de re­sul­tados em­pre­sa­riales del primer tri­mes­tre, con unas cuentas que por ahora van su­perando las pre­vi­siones del mer­cado, han dado un no­table im­pulso a las co­ti­za­cio­nes. El ín­dice Ibex 35 ha su­mado un 2,3% en la úl­tima se­mana de abril y salva el mes con un alza acu­mu­lada del 2,75% para acabar sobre los 8.800 pun­tos: zona de má­ximos anua­les, des­pués de co­men­zarlo con mu­chas dudas y vo­la­ti­li­dad.

El sector bancario ha llevado la voz cantante en este proceso de recuperación, liderado por el Santander con unas cuentas sobresalientes al no tener que hacer nuevas provisiones para hacer frente a los efectos económicos de la covid. Solo Bankinter se ha demarcado de las subidas, pero ha sido al asumir el descuento por la salida a Bolsa de su filial Línea Directa.

Al optimismo por los positivos resultados empresariales se está sumando la ligera mejora de las principales economías mundiales y la progresiva normalización de la situación epidemiológica con la aceleración del proceso de vacunación mundial.

Sin embargo, el paso atrás de los indicadores de actividad dado por China en el mes de abril y las dudas dejadas por Jeremy Powell ante el crecimiento asimétrico que está experimentando Estados Unidos ha enfriado un tanto los ánimos de los inversores.

El presidente de la Reserva Federal, tras mantener los tipos en mínimos históricos en la reunión de la semana pasada, ha insistido en mantener el programa de compra de activos a un ritmo de 120.000 de dólares al considerar que la recuperación económica sigue mostrando desequilibrios y es incompleta. Estos argumentos alejan la posibilidad de un cambio de tendencia en su política monetaria en los próximos meses, lo que seguirá penalizando al sector financiero que sin este factor en contra estaría mucho mejor posicionado.

En España los indicadores de empleo siguen reflejando problemas estructurales, pero la producción industrial empieza a reflejar una sensible mejora, lo cual permite confiar en nuevos avances del selectivo. El Ibex 35 se mueve ya muy cerca de las previsiones de buena parte de los analistas a principios de año para el conjunto del año, por lo que cabría pensar en un retoque al alza de las expectativas. Para ello debería superar los 9.000 puntos en las próximas semanas y, en eso, los resultados serán claves.

Calendario semanal de Bolsa

Los datos de producción y de actividad PMI en las principales economías mundiales marcarán el pulso de los mercados financieros internacionales en los próximos días, pero será el informe de empleo norteamericano el que cope casi toda la atención de los inversores.

Este lunes, semifestivo por la celebración de la festividad del Dos de Mayo en Madrid, se esperan los datos de ventas minoristas y los índices de los gestores de compra PMI de Alemania, España y la Zona Euro, en general; mientras que en Estados Unidos se conocerán el ISM manufacturero y los gastos de construcción.

Para el martes apenas destacarán el PMI manufacturero del Reino Unidos y la balanza comercial y los pedidos a fábrica de Estados Unidos.

La sesión del miércoles estará marcada por el PMI del sector servicios en Europa, desde Bruselas llegará también los precios de producción. En Estados Unidos se publicarán el índice hipotecario MBA, la encuesta de empleo privado ADP y el PMI del sector servicios.

La agenda financiera del jueves vendrá cargada de citas importantes. Entre ellas, en Europa destacarán los pedidos industriales de Alemania, el PMI servicios del Reino Unido, las ventas al por menor en la Zona Euro, las actas de la última reunión del Banco de Inglaterra. En Estados Unidos la atención se centrará en los datos de productividad y de costes laborales, así como en las habituales peticiones semanales de desempleo.

El viernes, última sesión de la semana, los inversores deberán estar atentos al PMI Caixin y balanza comercial de China, sobre todo después de la fuerte caída de la actividad en las últimas semanas, la balanza comercial y la producción industrial en Alemania, la producción industrial en España y, los más importante de todos, el informe de empleo de Estados Unidos.

Artículos relacionados