ANÁLISIS

El dólar como moneda de reserva: la elección entre bonos del Tesoro y acciones

El mundo se mueve gra­dual­mente hacia un sis­tema de re­servas múl­tiple

Economía en EEUU
El dólar.

Los res­pon­sa­bles de las car­teras de los Bancos Centrales y de los in­ver­sores em­piezan a re­fle­xionar sobre la so­lidez del dólar y la re­per­cu­sión de los pri­meros signos de in­fla­ción en los Estados Unidos. La opi­nión de ex­pertos eco­no­mistas apunta a una apre­cia­ción del dólar ba­sada en la ex­pan­sión de la eco­nomía es­ta­dou­ni­dense. La ex­pan­sión sería un go­loso atrac­tivo para los aho­rra­dores in­ter­na­cio­nales y do­més­ti­cos.

Más demanda de dólares y en consecuencia una apreciación de la moneda estadounidense, vencedora de las alarmas lanzadas por eso que los economistas ortodoxos califican de "fundamentales", equilibrio presupuestario y de los cobros y pagos con el exterior.

La apuesta ha fallado hasta el punto que desde un prestigioso fondo de inversión llega a lanzarse la siguiente señal de alerta: “el dólar puede dejar de ser la moneda predominante de las reservas de divisas”.

El mundo se mueve gradualmente hacia un sistema de reservas múltiples. En su último informe sobre la economía mundial, el FMI señala que cuando el euro hizo su aparición, el dólar representaba el 71% de las reservas de divisas. En el último trimestre de 2020, las reservas de dólares mantenidas por los bancos centrales han caído hasta el 59%, la cuota más baja en los últimos 25 años.

Las quejas, en 1960, del entonces ministro de Hacienda francés, Giscart d’Estaing, sobre la condición del dólar como moneda de reserva," su exorbitante privilegio", es cosa de la Historia. El PIB de los Estados Unidos representa en la actualidad menos del 25% del PIB mundial a la vez que el dólar se deprecia frente al euro y renminbi.

China estimula cada vez más la utilización del renminbi en sus transacciones bilaterales y por primera vez la Unión Europea lanzará un bono propio, ni alemán ni español, para financiar la recuperación postpandémica. John Plender, en el Financial Times, acude a la Historia para recordar como el dólar necesitó diez años para sustituir a la libra como moneda de reserva.

En cuanto a los mercados financieros estadounidenses las cotizaciones bursátiles transitan por las cumbres más altas pero con la mirada puesta en los valles para examinar e interpretar los comunicados de las autoridades monetarias.

El representante californiano de la Reserva Federal encriptaba su mensaje con estas palabras: “We are talking about talking about tapering”, que en castellano sería algo así como: “Hablamos sobre lo que hablamos sobre como cerrar el grifo”.

¿Qué ha ocurrido? El bono del Tesoro estadounidense ha subido su rendimiento desde el 0,9% en enero al 1,56% en abril. Mes en que el IPC superó en más de dos puntos porcentuales el tope del 2% fijado por la Reserva Federal como señal para ir cerrando el grifo: es decir " tapering."

¿Del riesgo bancario que decir? Su volumen ha venido creciendo en la medida en que los tipos de interés eran próximos a cero y las garantías, por ejemplo, en bonos del Tesoro de los deudores están perdiendo solidez. Una segunda alarma sería la quiebra de una “family office”, ARCHEGOS, que ha ocasionado pérdidas de 10,000 millones de dólares a los bancos prestamistas. Nubarrones al otro lado del Atlántico y una advertencia de triste recuerdo, pero esta vez desde este lado por parte del BCE: “exuberancia en los mercados financieros" .

Artículos relacionados