Monitor de Innovación

La com­pañía anunció que li­mi­taría las fun­cio­na­li­dades si no había con­sen­ti­miento previo

Whatsapp da marcha atrás y ya no bloquea

La cláu­sula que quería im­poner la com­pañía ma­triz, Facebook, au­to­ri­zaba a com­partir in­for­ma­ción per­sonal con fines co­mer­ciales

Alternativas a WhatsApp.
Alternativas a WhatsApp.

A Zuckerberg le crecen los enanos: al frontal re­chazo que está sus­ci­tando su pro­yecto de 'instagram para niños' se suma ahora el fra­caso del úl­timo 'trágala' del im­perio Facebook: el in­tento de blo­quear a aque­llos usua­rios de la app de men­sa­jería whatsapp que no acepten las nuevas con­di­ciones de uso. La com­pañía se ha visto obli­gada a aban­donar sus planes y anun­ciar que no li­mi­tará las fun­cio­na­li­dades de los clientes que no tran­si­jan.

A principios de mayo, Whatsapp hizo público que tomaría dos medidas con aquellos usuarios que no hubiesen dado su consentimiento a las nuevas condiciones del servicio: en primer lugar, el envío continuo de mensajes recordándoles que deben aceptar el nuevo acuerdo; y además, la restricción progresiva de las funcionalidades de los perfiles Whatsapp de los usuarios 'rebeldes', hasta dejar la aplicación totalmente inutilizada.

El nuevo clausulado autorizaba a la compañía a remitir información personal de los perfiles para su almacenamiento y envío "con fines comerciales". El plazo límite para hacer click en 'aceptar' expiró el pasado 15 de mayo.

En un principio, la postura de la compañía era incluso más dura, anunciando que eliminaría las cuentas de los clientes que dieran una respuesta negativa. Sin embargo, el gigante descartó pronto esta posibilidad por varios motivos: la fuerte controversia suscitada, la airada respuesta de los usuarios y la pérdida masiva de clientes, que se pasaron a otras plataformas de la competencia, como Telegram y Signal.

Facebook, la matriz, incluso se vio obligada a retrasar la entrada en vigor del nuevo acuerdo, inicialmente proyectado para el 8 de febrero, ante la polémica desatada.

Presión en forma de mensajes

Whatsapp ha confirmado en el apartado de 'preguntas frecuentes' de su blog que tampoco habrá una limitación progresiva de las funciones de mensajería: "ninguna cuenta será borrada y nadie perderá funcionalidades a consecuencia de la nueva actualización".

No obstante, la plataforma ha confirmado que continuarán enviando notificaciones destinadas a "recordar" a aquellos usuarios que no hayan dado su consentimiento que tienen la posibilidad de hacerlo.

Los planes de futuro de Facebook incluyen el envío de información personal de sus usuarios a aquellas compañías que utilicen sus servicios. En un reciente post, Whatsapp aborda los motivos de esta política.

"También creemos que es importante que las personas sepan por qué es posible que WhatsApp sea gratis" -explican- "Cada día millones de personas eligen comunicarse por WhatsApp con empresas porque es más fácil que llamarlas por teléfono o intercambiar mensajes por correo electrónico. Les cobramos a las empresas (no a los usuarios) por usar WhatsApp para brindar ese servicio al cliente.

Algunas funciones de compras están integradas con Facebook a fin de que las empresas puedan administrar sus inventarios a través de las aplicaciones. Esto se indica directamente en WhatsApp para que las personas puedan elegir si desean comunicarse con las empresas o no".

Artículos relacionados