BOLSA

Técnicas Reunidas, acuerdos de peso

No solo es que Técnicas Reunidas esté ce­rrando este año un buen nú­mero de pro­yec­tos, sino que además casi todos ellos son por ci­fras muy re­le­van­tes. Entre ellos des­taca el fir­mado con la Saudí Aramco, la planta que cons­truirá en Turquía o el com­plejo de Tuban en Indonesia. A estos se suma el fir­mado hace apenas unos días con la po­laca PKN Orlen.

La mayor compañía del centro y este de Europa en los mercados de combustibles ha seleccionado a Técnicas Reunidas para llevar a cabo la expansión del complejo petroquímico que posee en la ciudad de Plock, Polonia, por un importe de 900 millones de euros.

La llevará a cabo este proyecto en asociación con Hyundai Engineering & Construction con una inversión total del entorno de 1.800 millones de euros para la incorporación de nueva capacidad a las instalaciones ya existentes.

La planta será "una de las más avanzadas tecnológicamente del mundo desde el punto de vista medioambiental", según los responsables del grupo. La inversión integrará las operaciones petroquímicas con la producción de combustibles limpios y optimizará la utilización de materias primas y recursos de ambos procesos.

Esta intensa actividad ha cambiado radicalmente el triste perfil desarrollado por el grupo desde 2015 en los mercados. En esa fecha se inició una larga tendencia bajista agudizada a partir de 2017 hasta caer a mínimos absolutos con la pandemia a 6,66 euros por acción. Una cifra que no auguraba nada bueno.

Sin embargo, a partir de octubre del pasado ejercicio inició una progresiva recuperación asentada en un duro proceso de reestructuración y en una clara mejora de la contratación. Eso ha dado un vuelco también en la imagen de la compañía en los mercados.

Recientemente, Bankinter ha mejorado su estimación de precio objetivo de 12,3 a 15,5 euros por acción, aunque ha reiterado su recomendación de mantener ante las elevadas incertidumbres que rodean a su negocio. Su principal punto débil es su extrema dependencia del negocio de petróleo y gas, pero el impulso de las contrataciones podría hacer cambiar esta visión.

Hay quien ve ya al valor en los 18 euros a medio plazo, lo cual supondría un potencial de revalorización del 50% desde su cotización actual en torno a los 12 euros.

Artículos relacionados