El pro­grama “España 2050” y la pro­mo­ción de otra pa­tronal alejan a Sánchez de CEOE y Círculo de Empresarios

Pedro Sánchez multiplica su presencia pública ante la hecatombe de los sondeos

El pre­si­dente del Gobierno se plantea un re­cambio ace­le­rado de su ga­bi­nete

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. amigos para siempre.
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, ¿amigos para siempre?

El pre­si­dente del Gobierno, Pedro Sánchez, pre­tende a toda costa re­vertir los malos pro­nós­ticos de los son­deos elec­to­rales y busca im­poner una ba­rrera a lo que mu­chos ex­pertos con­si­deran ya un cambio de ci­clo. Por ello, ha mul­ti­pli­cado su pre­sencia pú­blica en los úl­timos días. Las malas ex­pec­ta­tivas elec­to­rales y la in­efi­cacia de va­rios miem­bros de su Ejecutivo le hacen plan­tearse un cambio de Gobierno, in­cluso sin Unidas Podemos.

Según diputados socialistas andaluces, esta remodelación es inevitable, pero se trata de elegir el mejor momento. Pero estas mismas fuentes descartan cambios drásticos en las vicepresidencias sin excluir en cambio que alguna de las vicepresidentas pueda verse afectada.

La generalidad de los sondeos pronostica un duro revés electoral. Los dos conocidos en las últimas horas, los publicados por ABC y Electomanía dan a la derecha mayoría absoluta. Aunque hasta ahora el sondeo elaborado por el CIS sigue dando la victoria a Sánchez, la última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas también muestra un claro recorte de la distancia entre PSOE y PP.

Los actos publicitarios organizados por el entorno del presidente del Ejecutivo parecen pasar inmediatamente al olvido de la opinión pública. Además, la elaboración del programa España 2050, sin contar con la patronal CEOE ni del Círculo de Empresarios, ha provocado la indiferencia ante el mismo en la dirección de los representantes de ambas organizaciones.

Todavía peor les ha parecido el apadrinamiento el pasado viernes de Begoña Gómez, mujer de Pedro Sánchez, de la puesta en marcha de Conpymes, una nueva patronal que nacería con la intención de competir con las funciones de la CEOE.

Pero si los representantes de CEOE y del Círculo han tratado de mantener la prudencia como norma en su respuesta, los líderes del PP han aprovechado esta ocasión para atacar a Sánchez. Según el secretario general del Partido Popular, Teodoro García Egea, “con Sánchez siempre es posible degradar un poco más las instituciones. Su diálogo social consiste en promover una patronal alternativa, lobby de su mujer, cuando pymes y autónomos siguen esperando ayudas. Ya les da todo igual”.

Nueva polémica con el PP

Así cada acto programado por presidencia del Gobierno se convierte inmediatamente en motivo de una nueva polémica con los líderes del PP. El éxito publicitario de la concebida como gran acontecimiento de la presentación del programa para la España del 2050 quedó prácticamente en el olvido a las pocas horas.

Pese al empeño del Gobierno por tratar de superar el enorme tropiezo que ha supuesto para Sánchez el resultado de las elecciones en la Comunidad de Madrid, sobre todo con la presentación del proyecto de futuro para la España del 2050, el acto le ha reportado más críticas que apoyos. Salvo la de los medios a los que no les queda más alternativa que estar siempre atentos y a favor con lo que hace la presidencia del Ejecutivo.

Así el informe encargado al director de su oficina Nacional de Prospectiva y Estrategia, Diego Rubio Rodríguez, voluntarioso trabajo de 676 páginas, era despachado de forma despectiva por el presidente del PP. Para Pablo Casado se trata de un insulto que el jefe del Gobierno hable de una España virtual de dentro de treinta años cuando el país necesita soluciones reales e inmediatas.

Para el PP, actos como el de la España 2050 o el también protagonizado por Pedro Sánchez en Moncloa días antes sobre la despoblación en el que prometió 10.000 millones de los fondos europeos para los enclaves rurales, son para su vicesecretaria de Economía, Elvira Rodríguez, meras ‘performances’, parafernalia y poco más.

Desde el PP descalifican el proyecto de futuro de España 2050 por ser poco más que un índice del debate del Estado de la Nación centrado en 9 desafíos que pueden considerarse como un esquema de programa de Gobierno. Eso sí, con la única diferencia de que al no existir el límite prudencial que exige su presentación en el Congreso de los Diputados, los expertos dirigidos por el historiador Rubio Rodríguez, lo han desarrollado en 676 páginas.

Ausencia intelectual

Visto el escéptico recibimiento que le han dado la CEOE, el Círculo de Empresarios y la escasa participación de intelectuales próximos a los partidos de la oposición no parece que vaya a tener un amplio recorrido el trabajo.

En la oposición, cada día confían más que el presidente acaba adelantando las elecciones. Consideran que el Gobierno y la Administración están paralizados por la falta de gestión y la descoordinación interna entre los socialistas y los representantes de Unidas Podemos.

Mientras el presidente reconoce, y así lo recoge el documento España 2050, todo los conseguido por España en los últimos 40 años, los representantes de Unidas Podemos reniegan a diario de lo conseguido con la Transición y rechazan el consenso nacional para la nueva transformación de España. Su objetivo de hacer la revolución le lleva a obstaculizar cualquier acuerdo con los partidos de centro derecha.

Casado responde a su vez exigiendo la expulsión de Unidas Podemos del Gobierno explicando que cinco miembros de la extrema izquierda en un gobierno en Europa son una anomalía, al tiempo que provoca el alejamiento silencioso de Estados Unidos. Para su administración, resulta inasumible mantener una relación privilegiada con un Gobierno del que parte de sus miembros mantienen relaciones de amistad con gobiernos que apoyan el narcotráfico y el terrorismo internacional.

El Ejecutivo no responde ante la desconsideración del presidente de EEUU, Joe Biden, que todavía no ha mantenido con Pedro Sánchez una conversación de cortesía. Además, confía en la mejora de la situación provocada por la pandemia de la Covid-19, en el éxito del proceso de la vacunación y en la recuperación económica que espera se consolide a partir del 18 de agosto.

Es la fecha prevista para conseguir la inmunidad de grupo, cuando ya esté vacunado el 70 % de la población. A día de hoy descartan anticipar elecciones. El presidente acaba de recordar que quedan todavía dos años para desarrollar los aspectos no satisfechos del programa.

Cuando empiecen a llegar los fondos de Bruselas, además de multiplicar su efecto sobre la recuperación, el Gobierno podrá contar con otro instrumento de presión para buscarse el apoyo popular, así como el de las organizaciones profesionales que confían que esos fondos sirvan también para consolidar el futuro de sus líderes.

Pero mucho antes se habrá producido un cambio en el equipo actual de Gobierno. Aunque Pedro Sánchez rechaza que la opinión pública le vaya a hacer una crisis de Gobierno la presión de la situación reflejada por los sondeos le está obligando a tomar la decisión más pronto que tarde.

Artículos relacionados