BOLSA

Abengoa, tabla de salvación

Aunque las aguas con­ti­núan muy tur­bias, poco a poco se va acla­rando el in­cierto fu­turo de Abengoa, salvo las ventas ma­sivas de tí­tu­los. Esta se­mana, el grupo an­daluz de in­ge­nie­ría, cons­truc­ción y energía ha re­ci­bido una oferta final de re­fi­nan­cia­ción que puede su­poner su úl­tima tabla de sal­va­ción. La oferta ha sido rea­li­zada por va­rios in­ver­sores li­de­rado por Terramar Capital, pero aún tiene que salvar va­rios obs­tácu­los.

La oferta recibida por Abenewco 1, la sociedad cabecera de sus negocios, está sometida a varias condiciones, así como a la autorización de sus actuales acreedores financieros.

La propuesta consiste en una inyección de liquidez de 200 millones de euros en la empresa, en concurso de acreedores desde el pasado mes de febrero, a través de un préstamo y aportaciones de capital hasta que los nuevos inversores alcancen una posición de control de Abenewco 1.

Para ello se deben cumplir primero varias condiciones, entre ellas que la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales aporte 249 millones de su fondo para empresas estratégicas y que las "instituciones financieras de relación de la compañía" suministren nuevas líneas de avales por importe de hasta 300 millones. Los dos puntos más complicados a resolver a corto plazo.

Bajo esta propuesta, Abenewco 1 suscribiría un nuevo acuerdo de reestructuración, en línea con el firmado en agosto de 2020, aunque con "ciertos cambios" en los instrumentos de deuda que implicarían capitalizaciones y quitas, según ha señalada la sociedad en un comunicado a la CNMV.

La situación, en cualquier caso, sigue siendo muy complicada. Los operadores recuerdan que esta ha sido la mayor suspensión de pagos desde la recesión de 2008, ya que su deuda ronda los 6.000 millones de euros, según las cuentas sin auditar de 2019 y sin presentar todavía las de 2020. Y eso sin contar con el incierto proceso judicial al que se enfrenta por presuntos delitos contables.

La cotización de la compañía se encuentra suspendida desde el 15 de julio de 2020 después de cerrar un día antes a 0,0161 sus acciones con derecho a voto y a 0,0062 sus acciones B. No obstante, el grupo sigue trabajando por su supervivencia cerrando importantes contratos en los últimos meses.

Artículos relacionados