ENERGÍA

Iberdrola y Repsol apuestan al verde en EEUU

El im­pulso de las ener­gías lim­pias en Estados Unidos su­pone un campo abo­nado para las em­presas ener­gé­ticas es­pañolas en su afán de di­ver­si­fi­ca­ción y cre­ci­miento. Conscientes de ello, em­presas como Iberdrola y Repsol están po­niendo toda la carne en el asador para po­si­cio­narse en este mer­cado con un alto po­ten­cial. para las re­no­va­bles

Iberdrola ha suscrito en estos días el 81,5% la ampliación de capital de 3.300 millones de su filial estadounidense Avangrid destinada a financiar su plan de inversiones y la compra de la eléctrica PNM Resources, así como para amortizar un préstamo. Su inversión en la operación, por tanto, ascenderá a 2.680 millones de euros aproximadamente.

El resto de la ampliación, unos 609 millones de euros serán suscritos por Qatar Investment Authority, titular de una participación del 8,71% del capital de Iberdrola. La firma española mantendrá así su participación actual del 81,5% en el capital de Avangrid, mientras que Qatar Investment Authority alcanzará una participación directa cercana al 4% en la estadounidense. Operación que, además, reforzará la alianza estratégica entre Iberdrola y QIA.

Repsol, por su parte, acaba de anunciar su entrada en el mercado de las energías renovables en Estados Unidos con la compra de un 40% de la empresa especializada en proyectos fotovoltaicos y de almacenamiento Hecate Energy. Sociedad con una cartera de más de 40 gigavatios en desarrollo. De esta potencia, 16,8 GW son en iniciativas solares en estado avanzado y otros 4,3 GW, en baterías para almacenar energía.

El acuerdo de adquisición le otorga a Repsol una opción para hacerse con el resto de acciones de Hecate Energy tres años después del cierre de esta operación. Esta operación convertirá a Repsol en un actor significativo en el mercado estadounidense de desarrollo solar y de baterías de almacenamiento.

Un paso sustancial en los objetivos del grupo de generación baja en carbono y la internacionalización de este negocio de renovables, fijado en su plan estratégico 2021-2025. Con él, la compañía busca alcanzar una capacidad de 7,5 GW de generación limpia en 2025 y 15 GW en 2030.

Artículos relacionados