ANÁLISIS

La envidiable evolución de la economía estadounidense

Un pe­queño tro­pezón en abril no en­turbia las pers­pec­tivas fa­vo­ra­bles de Jose Biden

Joe Biden
Joe Biden

Pocos lo es­pe­raban pero la realidad manda. En el mes de abril, la eco­nomía de los EEUU ha re­gis­trado un in­cre­mento del em­pleo agrí­cola de 266.000 tra­ba­ja­do­res, cifra que, sin em­bargo, no ha res­pon­dido a las pre­vi­siones más op­ti­mistas de los eco­no­mis­tas. Un mí­nimo con­tra­tiempo ante el im­pulso de los 1.9 bi­llones de dó­lares del American Reserve Plan.

Los 2.3 billones presupuestados en el American Jobs Plan destinados al desarrollo de infraestructuras, energía y asistencia social junto a la formación profesional está todavía en tramites en el Congreso.

Los republicanos se oponen a las subidas de impuestos para financiar estas iniciativas y a la vez amortiguar el déficit presupuestario. Los demócratas tendrán que esperar hasta el cuarto trimestre de 2021 para la aprobación del paquete acudiendo al procedimiento presupuestario de “Reconciliation” (sin filibusterismo ni mayorías cualificadas).

Las perspectivas de crecimiento sostenidas por la rápida vacunación de la población registran un avance intertrimestral en el periodo enero-marzo del 6,4%. Asimismo los indicadores adelantados como el índice Confianza del Consumidor junto al PMI Manufacturero apuntalan el avance expansivo. El sector inmobiliario está en pleno auge debido en buena manera a los bajos tipos de interés de las hipotecas en tanto que el resto de la inversión y la producción industrial mantienen la tendencia alcista de los últimos meses.

Alarma inflacionista

Las alarmas sobre un rebrote inflacionista responden más a la subida del IPC general del 2,6% que a la inflación subyacente con una tasa interanual del 0,3%. La Reserva Federal confirma que mantendrá sus tipos de interés en un intervalo del 0-0,25% a la vez que amplía sus operaciones de compra de bonos del Tesoro y los títulos garantizados con hipotecas; además incorpora un mecanismo de Financiación de Papel Comercial. Todo un arsenal para sostener la recuperación y, a la vez, una demostración de la capacidad operativa de la autoridad monetaria para afrontar brotes inflacionarios.

En el último ejercicio fiscal el saldo entre ingresos y gastos ha arrojado un déficit de 3.1 billones de dólares, lo que equivale al 14,9% del PIB. El déficit fiscal se ha prolongado en los últimos 5 años. Sin embargo y gracias a la evolución favorable de la economía, la Oficina Presupuestaria del Congreso, junto a las iniciativas de subida de impuestos, prevé un déficit presupuestario para el ejercicio 2021 del 10,3% del PIB.

La balanza de pagos de bienes y servicios sigue registrando déficits. En el primer trimestre de 2021 de 180.500l millones de dólares. Las exportaciones de bienes y servicios (573.800 millones de dólares) bajaron un 3,4% en tasa interanual mientras las importaciones (753.800 millones de dólares) cayeron en un 7,2%. Por áreas geográficas, Asia, con China a la cabeza, seguida de la Unión Europea, son los responsables de ese déficit, especialmente de mercancías, de los Estados Unidos.

Finalmente, el comercio entre los Estados Unidos y España y de acuerdo con las estadísticas norteamericanas registra un déficit en el primer trimestre de 507 millones de dólares para los Estados Unidos. Las exportaciones estdounidenses a España cayeron un 16,8% en tanto que sus compras solo bajaron un 1,7%.

La administración de Joe Biden ha avanzado la propuesta caritativa y generosa de abolir el régimen de patentes para las vacunas del Covid. Un gesto solidario con los habitantes del planeta en estos tiempos difíciles que justifica esa modificación temporal del régimen de propiedad intelectual.

Y la pandemia de fondo

Mientras, en España y otros países, hace de las suyas. Una autarquía sanitaria de amplia cobertura y caridad universal con la petición de una suspensión temporal del régimen de patentes. La humanidad lo reclama.

Artículos relacionados