La cons­truc­tora aduce di­fi­cul­tades fi­nan­cieras tran­si­to­rias por la pan­demia

Grupo Villar Mir, en situación crítica, pide 240 millones de euros a la SEPI

Se am­para en pre­ce­dentes como la ayuda que so­li­citó Air Europe para fu­sio­narse con Iberia

Juan Miguel Villar Mir, OHL
Juan Miguel Villar Mir, OHL

Grupo Villar Mir, ac­cio­nista de OHL, Ferroglobe y pro­pie­tario de va­rios ne­go­cios ener­gé­ticos e in­mo­bi­lia­rios, ha so­li­ci­tado a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) una ayuda pú­blica de 240 mi­llones de eu­ros. Se trata de una pri­mera pe­ti­ción que in­cluye 200 mi­llones para el grupo prin­cipal y otros 40 mi­llones para el pe­rí­metro es­pañol del pro­ductor de si­licio metal y fe­rroa­lea­ciones par­ti­ci­pado en un 54% por Villar Mir, Ferroglobe.

Además de esta participación y la del 14,6% en OHL, el grupo cuenta con una división energética que gestiona varios proyectos energéticos y de comercialización de gas y electricidad, así como otra inmobiliaria que desarrolla la torre Caleido en Madrid, además de otros proyectos.

El grupo ha amortizado recientemente parte de la deuda de 129 millones de euros que mantenía con OHL, aunque sigue anotándose un pasivo de 45,85 millones de euros con la constructora controlada al 16% por los hermanos mexicanos Amodio.

Por otra parte, Ferroglobe acaba de acordar con sus acreedores la refinanciación de unos bonos de deuda de 350 millones de dólares (300 millones de euros), un plan que ya ha suscrito el 60% de los bonistas y que plantea una inyección de 100 millones de dólares (83 millones de euros).

El acuerdo supondrá alargar el vencimiento de este bono en más de tres años, desde marzo de 2022 a diciembre de 2025, la suscripción de nueva deuda por valor de 60 millones de dólares y una ampliación de capital de los 40 millones de dólares restantes, completamente asegurada por Tyrus Capital, un fondo acreedor vinculado a la deuda del grupo Villar Mir.

Ante las dificultades transitorias que dificultan su solvencia, el Grupo Villar Mir ha decidido recurrir al denominado Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas, aprobado por el Gobierno como respuesta a la crisis económica que ha provocado la pandemia de coronavirus.

Entre las operaciones ya autorizadas por la SEPI destacan los 475 millones de euros que pidió Air Europa, los 53 millones de Plus Ultra Líneas Aéreas, los 120 millones de euros de la compañía asturiana de ingeniería Duro Felguera o los 320 millones para Avoris, sociedad resultante de la integración de los grupos Barceló y Globalia.

Este fondo fue aprobado por el Gobierno el pasado mes de julio y está dotado inicialmente con un total de 10.000 millones de euros. Su objetivo es aportar apoyo público temporal para reforzar la solvencia de empresas no financieras afectadas por la pandemia que sean consideradas estratégicas para el tejido productivo nacional o regional.

Artículos relacionados