BANCA

Lagarde (BCE) insiste en el autocontrol de los dividendos bancarios

La pre­si­denta del BCE sos­tiene que la vul­ne­ra­bi­lidad del mer­cado ha au­men­tado

Cristine Lagarde, BCE.
Cristine Lagarde, BCE.

Las vul­ne­ra­bi­li­dades de los mer­cados fi­nan­cieros se han in­cre­men­tado, según ha ad­ver­tido la pre­si­denta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, para quien los re­cientes epi­so­dios de vo­la­ti­lidad sub­rayan las in­cer­ti­dum­bres y los riesgos de cam­bios abruptos en las va­lo­ra­ciones de ac­ti­vos, por lo que ha in­sis­tido en que los bancos man­tengan sus di­vi­dendos por de­bajo de un um­bral con­ser­va­dor.

"Las vulnerabilidades de los mercados financieros han aumentado", ha afirmado Lagarde en un discurso pronunciado con motivo de la reunión del Comité Internacional Monetario y Financiero, donde ha subrayado que el optimismo en los mercados financieros "está en desacuerdo con los balances corporativos debilitados".

En el caso de los bancos de la zona del euro, la francesa ha destacado que cuentan con reservas sólidas de capital y liquidez, pero ha reconocido que se enfrentan a crecientes riesgos en la calidad de los activos a la vez que su rentabilidad sigue siendo baja, mientras que en el sector financiero no bancario ha señalado el incremento de las vulnerabilidades por la evolución reciente del mercado en un contexto de prolongada asunción de riesgos y deterioro de los colchones de liquidez.

De este modo, ante la importancia de mantener las medidas de apoyo a empresas y hogares, aunque, en la medida de lo posible, temporales y cada vez más selectivas, la banquera central ha considerado fundamental que las autoridades prudenciales se aseguren de que los colchones de capital se puedan utilizar, si es necesario, para absorber pérdidas y respaldar préstamos y así evitar las limitaciones de la oferta crediticia, mientras ha pedido a los bancos ser proactivos en la identificación y gestión del riesgo.

"Mientras la incertidumbre siga siendo alta, alentaremos la prudencia y pedimos a los bancos que sean extremadamente cautos y mantengan las distribuciones en forma de dividendos, recompra de acciones y remuneración variable por debajo de un umbral conservador", ha apuntado.

Asimismo, a pesar de que las perspectivas macroeconómicas en general son hoy mejores que hace unos meses, Lagarde ha expresado la necesidad de continuar trabajando de manera coordinada para abordar el desafío de la pandemia, por lo que ha advertido que resulta fundamental "abstenerse de retirar las medidas de apoyo de forma prematura, ya sea en el aspecto monetario o fiscal".

A este respecto, la presidenta del BCE ha reiterado que la entidad seguirá centrada en mantener unas condiciones de financiación favorables sin la obligación de agotar completamente el volumen previsto de su programa de compras contra la pandemia (PEPP), pero con la disposición de recalibrar dicho alcance si fuer

Artículos relacionados