Las cap­ta­ciones netas crecen de forma cons­tante desde que co­menzó el ejer­cicio 2021

Los fondos de inversión firman un trimestre casi perfecto de captaciones

Los bancos re­gis­tran un tras­vase con­tinuo desde de­pó­sitos sin apenas ren­ta­bi­lidad

Fondos de inversión.
Fondos de inversión.

La in­dus­tria de los fondos de in­ver­sión acaba de ce­rrar un primer tri­mestre que no puede ser más es­pe­ran­za­dor. Las sus­crip­ciones netas han su­pe­rado los 6.100 mi­llones de eu­ros, una cifra más que acep­table en un en­torno de re­cu­pe­ra­ción de los pre­cios en las bolsas y de los ac­tivos de deuda. Pero lo más re­le­vante es que el sector ha en­con­trado la ve­lo­cidad de cru­cero, con en­tradas de di­nero cons­tantes mes a mes, en can­ti­dades si­mi­la­res.

Esta vez no ha habido altibajos. En enero fueron alrededor de 1.600 millones de euros, en febrero 2.500 y en marzo cerca de 2.000 millones. No hay registros de un trimestre mejor desde el primero de 2018, cuando las suscripciones netas se quedaron a las puertas de los 9.000 millones de euros. Ya van cuatro trimestres seguidos de recuperación, pero los anteriores no son comparables ni cuantitativa ni sobre todo cualitativamente.

"Lo del año pasado fue un rebote tras la gran debacle de los mercados en marzo. Hubo un aumento muy suave de las suscripciones a partir del segundo, pero de una enorme timidez. Había todavía mucho miedo. Pero lo del primer cuarto de 2021 es otra cosa. El dinero entra con alegría en los fondos con registros no vistos de forma continua desde 2016 y 2017. No hay que cantar victoria en absoluto, pero sí hay un cambio de tendencia clarísimo", señalan en una gran gestora nacional.

La realidad es que los mercados están ofreciendo una cara mucho más estable en lo que va de año que en otros períodos recientes. Por supuesto que no hay comparación respecto al primer trimestre del año pasado, cuando el coronavirus provocó una conmoción histórica que en el caso del Ibex 35 provocó la mayor caída de la historia en un sólo día. El 12 de marzo de 2020, el selectivo perdió un 14% y dejó en estado de 'shock' a los inversores.

"En fondos, la recuperación de la confianza ha sido lenta. El perfil extraordinariamente conservador de los partícipes españoles les hace tomar decisiones de forma perezosa, no precisamente ágil. Pero la evidencia de que los tipos de interés van a seguir muy bajos y la caída continua de las rentabilidades de los depósitos están provocando un trasvase hacia el segmento del riesgo. Todavía es poco significativo, pero parece imparable", señalan fuentes del sector.

¿Hacia dónde va el dinero en los fondos? En marzo, la mayoría de las aportaciones fueron hacia los fondos de renta variable internacional y hasta los de renta fija. En un trimestre en el que la bolsa española lo ha hecho peor que la media de los grandes mercados europeos, los partícipes están buscando diversificación geográfica en otras plazas bursátiles. Poco a poco, van aprendiendo la lección de que hay mucho donde elegir más allá del Ibex 35.

En conjunto, el sector está en pleno proceso de recuperación, confiado en que las bolsas y la renta fija seguirán aportando rentabilidad a una industria muy necesitada que está recibiendo un soplo de aire fresco cuando más lo necesitaba. "Preferimos crecimientos modestos pero continuos mes a mes que los bandazos propios de otros momentos muy cercanos en el tiempo. Estamos en un momento ideal y lo importante es que dure", señalan desde una gestora internacional.

Artículos relacionados