Imaz (CEO) des­carta que el ob­je­tivo sea des­in­vertir en el ne­gocio de las ener­gías verdes sino im­pul­sarlo

Repsol baraja incorporar un socio a la filial de renovables antes de su salida a Bolsa

La pe­tro­lera ganó 648 mi­llones en el primer tri­mestre y re­dujo la deuda en 326 mi­llones

Josu Jon Imaz y Antonio Brufau.
Josu Jon Imaz y Antonio Brufau.

El con­se­jero de­le­gado de Repsol, Josu Jon Imaz, no ha des­car­tado in­cor­porar un socio a su fi­lial de re­no­va­bles previo a la sa­lida a Bolsa que el equipo di­rec­tivo es­tima para fi­nales de 2021 o para los pri­meros meses de 2022. Durante su in­ter­ven­ción con los ana­lis­tas, Imaz ad­mitió que la sa­lida a Bolsa es una op­ción pero sin ex­cluir tam­poco la en­trada, pri­mero, de un in­versor que aporte ca­pital y, des­pués, ayude a pre­parar la co­lo­ca­ción en el mer­cado.

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, no ha descartado incorporar un socio a su filial de renovables previo a la salida a Bolsa que el equipo directivo estima para finales de 2021 o para los primeros meses de 2022. Durante su intervención con los analistas, Imaz admitió que la salida a Bolsa es una opción pero sin excluir tampoco la entrada, primero, de un inversor que aporte capital y, después, ayude a preparar la colocación en el mercado.

Repsol tiene previsto sacar a Bolsa un paquete de la filial de renovables. El objetivo sería hacer una OPV para finales de 2021 o en el ejercicio próximo, aunque la compañía esperará a también a ver cómo van las operaciones bursátiles que están previstas en las próximas fechas.

Bank of America ha admitido que la compañía que preside Antonio Brufau podría revisar los planes de la salida a Bolsa, ante la avalancha de ofertas. Otras entidades aconsejan incluso que la petrolera venda, primero, una parte del capital a un fondo y, posteriormente, diseñar la salida al mercado bursátil. Precisamente, la compañía lleva, desde hace un tiempo, moviéndose sobre esta idea.

Imaz señaló en la presentación de los resultados a los analistas que el grupo petrolero dispone de 13 meses para cumplir el plazo que se había marcado para tomar una decisión. Dejó claro, eso sí, que el objetivo no es desinvertir en este negocio sino impulsarlo, ya que considera que es importante y fundamental para Repsol

El valor de los activos de la filial se calcula alrededor de los 4.000 millones de euros. El plan de Repsol es contar con 7.500 megavatios renovables en 2025 y llegar hasta los 15.000 megavatios en 2030. En la actualidad, cuenta con casi 3.300 megavatios de capacidad total instalada.

De los 18.000 millones de euros de inversiones que figuran en el plan estratégico de la compañía, unos 5.500 millones se destinarán a las energías renovables, básicamente solar y eólica.

Beneficios de 648 millones

Repsol obtuvo un resultado neto de 648 millones de euros en el primer trimestre de 2021, lo que supone abandonar las pérdidas registradas -unos 487 millones de euros-, en igual periodo de 2020. El año pasado, la compañía se vio obligada a realizar un fuerte ajuste en sus inventarios de petróleo por la pandemia. Pese al Covid-19, el nuevo plan estratégico ha permitido un flujo de caja positivo en todos los negocios y un recorte de la deuda de 326 millones de euros.

El consejero delegado ha destacado que la compañía había registrado unas cifras positivas en un entorno “extremadamente difícil que nos obliga a seguir trabajando duro, de la manera más eficiente y flexible posible”, señaló.

Según la petrolera, la pandemia continuó lastrando la economía global durante los primeros meses del ejercicio en los que, las medidas implantadas por la compañía, le ayudaron a aprovechar la recuperación que empezó a observarse en los precios del crudo tras su abrupta caída en 2020 y mejorar las cifras obtenidas en el mismo periodo del año pasado.

Una media de 61,1 dólares/barril

El precio medio del barril Brent del Mar del Norte se situó en 61,1 dólares, un 22% por encima de los 50,01 dólares de media en igual trimestre de 2020 y un 38,2% superior a los 44,2 dólares del último trimestre de 2020. Esta cifra permitió una importante revalorización de los stocks. La media del precio del barril en 2020 se situó en 41 dólares y actualmente el Brent cotiza por encima de los 68 dólares con lo que, de seguir así, los resultados del segundo trimestre serían mucho mejores.

El resultado neto ajustado que mide la marcha de los negocios se situó en 471 millones, un 5,4% por encima del mismo periodo de 2020, con un comportamiento destacado de las áreas de exploración y producción y de química. El refino, en cambio, sufrió las consecuencias que, para el conjunto del sector, está generando la pandemia con bajos márgenes y paradas de actividad en algunas refinerías.

Según la compañía, el área del refino se está viendo afectado por la incertidumbre generada por la transición energética, que va a exigir importantes proyectos e inversiones en los próximos años para alcanzar los objetivos de transformación y descarbonización contemplados por Repsol.

Recorte de la deuda

Gracias a las medidas adoptadas en el plan estratégico la compañía ha logrado reducir su deuda en 328 millones, hasta situarla en 6.452 millones de euros. Según Imaz, la previsión para final de año es que se sitúe en torno a los 6.800 millones de euros. La compañía ha mejorado para este año el resultado bruto de explotación (Ebitda) ajustado un 10% frente a su objetivo anterior, hasta los 5.800 millones de euros.

La liquidez del primer trimestre del año alcanzó los 8.456 millones de euros, lo que representa 2,93 veces los vencimientos de deuda a corto plazo. Adicionalmente, con el objetivo de reforzar la posición financiera, la compañía cerró en marzo una emisión de bonos subordinados por un importe de 750 millones de euros.

La pasada junta de accionistas aprobó un dividendo complementario de 0,30 euros por acción en efectivo, con cargo a los beneficios de 2020, que se suma al abonado en enero. Además, aprobó un dividendo a cuenta del ejercicio de 2021 de 0,30 euros brutos.

Respecto a la producción, la petrolera alcanzó los 638.000 barriles equivalentes de crudo al día, lo que supone una caída del 10% respecto a igual periodo del año pasado, con una producción de 710.000 barriles. Estas cifras están en línea con las contempladas en el Plan Estratégico.

Margen de refino

Lo que no se recupera es el margen de refino, con un nivel muy inferior a los márgenes registrados en periodos anteriores. Registró un nivel medio de 0,2 dólares el barril, un 95,7% inferior a los 4,7 dólares de hace un año y un 80% por debajo del último trimestre de 2020. Imaz señaló que en los próximos meses se espera una mejora en los márgenes de refino, situándolo en torno a los 2 dólares/barril, debido al crecimiento que está registrando la demanda de combustibles

Las restricciones impuestas a la movilidad y los efectos de la tormenta Filomena contrajeron un 14% la demanda de combustibles en las estaciones de servicio, lo que afectó al resultado del negocio de Movilidad. Pese a las circunstancias adversas, todos los negocios obtuvieron un flujo de caja positivo que, para el conjunto del grupo, ascendió a 1.030 millones de euros y un flujo de caja libre también positivo, que sumó un total de 507 millones.

Artículos relacionados