BOLSA

Las cotizadas apuestan por el cannabis legal

Cuando los bol­sistas ha­blan del sector salud como me­ga­ten­dencia para los pró­ximos suelen omitir un sub­sector en pleno auge como el del can­nabis para uso me­di­ci­nal. Quizá sea por el tabú que aún rodea a este tipo de pro­duc­tos, sobre todo en Europa, pero lo cierto es que se está con­vir­tiendo en un ne­gocio capaz de mover mi­llones de eu­ros.

Eso explica en buena medida el intenso proceso de concentración puesto en marcha por los principales productores para liderar el sector. Una carrera en la que de momento parece ganar Aphria. Una de las empresas de marihuana más populares del mercado en lo que va de año tras duplicar su precio en Bolsa desde principios del ejercicio.

La compañía se encuentra en pleno proceso de fusión con Tilray, empresa del Nasdaq, para crear la mayor empresa mundial de cannabis en ingreso pro forma. Aunque la nueva sociedad mantendrá el nombre de Tilray, quien llevará el timón será Aphria con el 62% del capital. Se convertirá así en actor protagonista del sector con una alta proyección en el negocio de la distribución en Europa gracias a la gran planta de producción en Portugal.

Su principal Talón de Aquiles es su escasa presencia en Estados Unidos. Situación que busca cambiar con adquisiciones de empresas ligadas al sector en el país norteamericano que le permitan posicionar en este mercado algunas de sus marcas como la cerveza artesanal Sweetwater o la unidad de alimentos de cáñamo Manitoba Harvest.

A rebufo en la carrera por liderar este negocio se sitúa otra empresa canadiense, Curaleaf. Esta sociedad ha adquirido recientemente a Emmac, uno de los productores más grandes de Europa. Una operación valorada en 286 millones de dólares.

La sociedad en uno de los primeros operadores multi estatales de Estados Unidos. Sus más de 100 dispensarios en funcionamiento, con presencia en más de 23 Estados, la convierten en el mayor minorista de cannabis del país norteamericano por ventas. El acuerdo con Emmac le otorga además una sólida posición en los principales mercados de cannabis medicinal en Alemania, Italia, Portugal, España y el Reino Unido.

Según la compañía, el mercado europeo podría llegar a tener un valor de 120.000 millones de dólares a largo plazo con capacidad de superar incluso al mercado estadounidense del cannabis en la próxima década. Por este motivo creen que esta adquisición les ayudará a impulsar su crecimiento, apoyado en las tendencias de liberalización política y del consumidor en torno al cannabis a uno y otro lado del Atlántico.

Aunque su cotización ha caído más de un 15% en lo que va de año, los expertos creen que pronto se dará la vuelta y volverá hacia sus máximos gracias con unas cifras de crecimiento en ingresos y beneficios muy interesantes. De hecho, los expertos apuntan a que sus recientes ajustes no hacen más que elevar su atractivo como una gran oportunidad de negocio a largo plazo.


Artículos relacionados