El en­deu­da­miento medio para la compra de piso es de 136.000 euros

Media vida y un riñón para comprar una vivienda

Los es­pañoles tardan casi 25 años en pagar una hi­po­teca y pagan una “letra” men­sual de 560 euros

Firma de Hipoteca
Firma de Hipoteca

La pro­piedad de una vi­vienda cons­ti­tuye el largo y tor­tuoso ca­mino. La de­vo­lu­ción de los prés­tamos para ad­qui­si­ción de piso su­pone un tra­yecto medio de 24,6 años, según datos de la Asociación Hipotecaria Española (AHE). Un largo iti­ne­rario en el que la sombra del des­em­pleo y la salud cons­ti­tuye el mayor riesgo. El im­porte de los cré­ditos ha re­gis­trado una im­por­tante subida en el úl­timo año, pero las cuotas se han man­te­nido gra­cias a la am­plia­ción del plazo de amor­ti­za­ción.

Comprar piso constituye la mayor inversión en la vida de una persona, en la que deja trabajo y preocupaciones recurentes. De acuerdo a los precios de las viviendas y los salarios que existen en nuestro país, se trata de una operación a muy largo plazo. La teoría dice que esta inversión resulta equivalente a seis años de salario del comprador, aunque esta ratio puede superarse en casos como el de parejas que trabajan ambos miembros. En 2020, el importe medio de los créditos hipotecarios se incrementó el 10,45%, desde los 127.604 hasta los 135.750 euros, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Las cuotas de estos préstamos se mantienen ancladas en los últimos dos años. En 2019 y 2020 registraron una mínima variación, desde los 557,8 a los 558 euros. Esto ha sido posible por la bajada de tipos y el alargamiento del plazo de vencimiento de las operaciones de endeudamiento, que se ha incrementado desde los 23,3 años en 2019 hasta los 24,6 años en 2020, según los datos de la AHE.

Los préstamos hipotecarios cuentan con intereses reducidos, que en el pasado ejercicio se situaron en el 1,622% de media. La política del Banco Central Europeo (BCE) de tipos de interés reducidos y aumento de la liquidez en el circuito bancario ha provocado un descenso en el coste del dinero para compra de piso. Después de años de reducción, aun se redujeron otros 0,38 puntos en los últimos dos años. En 2018, el interés medio fue del 2,007% y en 2019 se situó en el 1,763%, según la AHE.

Competencia desleal

“El elevado entorno competitivo existente entre entidades por captar cuota dentro de este contexto de bajos márgenes e ingresos, ha seguido favoreciendo nuevas rebajas de los tipos de interés, marcando un nuevo mínimo el tipo medio ponderado, que se sitúa en el 1,62% al cierre de ejercicio”, explica la AHE.

El año pasado se formalizaron un total de 333.721 préstamos hipotecarios para adquisición de viviendas en núcleos urbanos por un importe total de 45.084 millones de euros.

En los últimos años se han producido importantes movimientos en los préstamos, según la modalidad de tipo de interés y la situación de la coyuntura en los mercados de deuda. Si los tipos se encuentran bajos, como ahora, resulta más atractivo endeudarse a interés fijo. Los préstamos a interés variable, que eran hegemónicos en el mercado hace unos años, ahora representan un tercio de las operaciones, en concreto el 34%. Los créditos a tipo fijo acaparan el 44,2% de las operaciones. Los de tipo fijo hasta cinco años suponen el 18,7%.

Artículos relacionados