Álvarez-Pallete es re­ele­gido con­se­jero eje­cu­tivo por otros cuatro años más

Telefónica confirma el recorte del dividendo para mantener los planes de inversión en 5G

La deuda se re­du­cirá hasta los 26.000 mi­llones tras la en­trada del di­nero por la fu­sión de O2 y Virgin Media

J. M. Álvarez-Pallete, pte. Telefónica.
J. M. Álvarez-Pallete, pte. Telefónica.

El pre­si­dente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha lo­grado el res­paldo de la junta de ac­cio­nistas para otros cuatro años como con­se­jero eje­cu­tivo tras cum­plir cinco años al frente de la com­pañía. Los ac­cio­nistas han dado luz verde a re­bajar el di­vi­dendo hasta 0,30 euros por tí­tulo, lo que su­pone un re­corte de un 25%. El úl­timo di­vi­dendo fue de 0,40 eu­ros. El pago se rea­li­zará en dos pla­zos: el pri­mero de ellos se eje­cu­tará en di­ciembre de 2021 (0,15 eu­ros) y un se­gundo, en junio de 2022, de otros 0,15 eu­ros.

Durante su intervención en la junta celebrada de forma telemática, Álvarez-Pallete señaló que el equipo directivo había considerado si mantener el dividendo de 40 céntimos o reducirlo un 25% y que se habían decantado por la segunda de las opciones porque estimaban se adaptaba mejor a los objetivos marcados por la compañía.

“Este recorte nos permite mantener nuestras inversiones, participar en las futuras subastas de espectro -como es la futura subasta de 700 Mhz, la banda prioritaria para el 5G en España-, y reducir el endeudamiento”, comentó. El alto ejecutivo de la operadora añadió que los 30 céntimos de retribución al accionista es atractivo para el inversor. En cuanto a la futura política de dividendos, dijo que prefería ser prudente y anunciarla cada año.

Buenas perspectivas para la acción en Bolsa

Respecto al comportamiento de la acción en Bolsa, volvió a comentar como en otras ocasiones que están convencidos de que, antes o después, el valor recogerá los frutos de todo el esfuerzo que está desarrollando la compañía. En este sentido, destacó el elevado valor de los activos de Telefónica, su posicionamiento estratégico, las posibilidades de generación de caja, la posición de liquidez y la reducción de deuda. “Nuestra prioridad es que nuestra fortaleza se refleje en la acción y hacia ello van nuestros esfuerzos”, manifestó.

Álvarez-Pallete calificó el ejercicio 2020 como un año que “jamás olvidaremos” pues nos ha sumido en la mayor de las crisis y “ha puesto a prueba a toda la sociedad”. Pese a todos los inconvenientes que han surgido, afirmó que la compañía había mostrado su resistencia y su fortaleza”. “Telefónica ha tenido el privilegio de ser parte de la solución durante la pandemia y ahora está lista para conquistar el futuro”, señaló en la junta.

Telefónica obtuvo en 2020 un beneficio neto de 1.582 millones de euros en 2020, lo que supone un incremento de un 38,5% respecto al ejercicio anterior. La compañía ha logrado salvar un ejercicio marcado por la pandemia, con duros golpes sobre los tipos de cambio. Pese ello, registró una mejora en la actividad comercial y operativa en el último trimestre con unos ingresos de 10.909 millones de euros.

Recorte de la deuda hasta 26.000 millones

El grupo redujo la deuda financiera neta en más de 2.500 millones de euros. Desde 2016, se ha rebajado en 17.000 millones. La capacidad de generar caja de la teleco ha permitido un recorte sustancial del endeudamiento, situándose en 35.228 millones de euros. Esta cifra no incluye los 9.000 millones de euros procedentes de las operaciones orgánicas cerradas, entre las que sobresalen la fusión de O2 y Virgin Media en Reino Unido o la venta de las torres de Telxius. Una vez se produzca la entrada de los 9.000 millones, el nivel de deuda se reducirá a 26.000 millones.

La autoridad de Competencia y de Mercados del Reino Unido acaba de autorizar precisamente de forma provisional la fusión de O2 con Virgin Media, filial de la estadounidense Liberty, tras estimar que no afectará a la competencia ni influirá negativamente sobre los precios. La operadora ingresará 6.500 millones de euros por la operación, de los cuales una gran parte se destinarán a reducir más la deuda del grupo.

El presidente ha recordado la oportunidad y vigencia del plan estratégico anunciado hace apenas año y medio, cunando no se podía intuir sobre una pandemia que poco después cambiaría las reglas del mundo. “La pandemia nos sorprendió con un Plan de Acción apenas estrenado, No lo aparcamos, si quiera lo ralentizamos. Al revés, lo aceleramos”, recalcó.

Artículos relacionados