Compañías de sec­tores muy dis­tintos abren la pri­mera ronda de ope­ra­ciones

La banca de inversión fuerza las salidas a bolsa para evitar solapamientos incómodos

Línea Directa, Ecoener y Allfunds de­bu­tarán a fi­nales de mes con el am­biente a favor

Línea Directa
Línea Directa

Los bancos de in­ver­sión eje­cutan un im­pe­cable ejer­cicio de pre­ci­sión para poner orden el apre­tado ca­len­dario de sa­lidas a bolsa pre­visto para 2021. Una se­quía de mu­chos, mu­chos me­ses, se va a romper abrup­ta­mente en la úl­tima se­mana de abril. El grupo de ener­gías re­no­va­bles Ecoener y la ase­gu­ra­dora Línea Directa abren la ronda de ope­ra­cio­nes. En el ca­mino se en­con­trarán con la dis­tri­bui­dora de fondos de in­ver­sión Allfunds que, aunque de­buta en Amsterdam, tiene pa­sa­porte es­pañol.

Allfunds apunta muy alto en una operación en la que aspira a levantar cerca de 2.000 millones de euros. Empezará a cotizar el 23 de abril y será una buena piedra de toque para valorar cómo está de caliente la demanda en el mercado europeo. Especialmente por empresas como la distribuidora que tienen una marca muy reconocida y que concitan el interés de muchos fondos especializados. La oferta está teniendo muy buena acogida.

"Hay mucho dinero dispuesto a entrar en Allfunds, pero otra cosa muy distinta es que todos los fondos estén dispuestos a pagar el precio máximo de 12 euros previsto en el folleto de la operación. Otras operaciones recientes como la de Deliveroo en Londres (la acción no levanta cabeza después de uno de los peores debuts de la historia en el mercado londinense) demuestran que los gestores están cargados de liquidez, pero son muy exigentes", señalan en un gran 'bróker' nacional.

En cualquier caso, Allfunds dará jugosas pistas a los que vienen después. El 29 de abril es el turno de Línea Directa, que no protagonizará una salida a bolsa al uso, ya que para desembarcar en el parqué utilizará el mecanismo del 'listing'. No hay por lo tanto venta de acciones. Pero sí la necesidad de dejar un buen sabor de boca tras la separación de Bankinter. Llega al mercado un valor de un sector relativamente poco representado en bolsa.

Mapfre y Catalana de Occidente son sus grandes comparables. Mucho más representadas están las energías renovables, que el 30 de abril serán más en el parqué de la mano de Ecoener. Se trata de una operación relativamente pequeña, con una valoración del grupo entre los 420 y los 470 millones de euros. Se venderán acciones por unos 180 millones, suficientes para testar hasta dónde están dispuestos a llegar los inversores en un sector que sufre como nunca en Bolsa.

Hay runrún de burbuja en el mercado, y ventas generalizadas en las empresas cotizadas del sector. Una nueva realidad que ha hecho que dos compañías como Capital Energy y Gransolar hayan renunciado -al menos de momento- al parqué. Hay otras candidatas como Opdenergy, cuyo debut parece cuestión de unas pocas semanas, o Factor Energía, pero los auténticos platos fuertes son las salidas a bolsa de las filiales de renovables de Acciona (alrededor de 10.000 millones de euros) y, en menor medida, de Repsol.

Por lo tanto, primero abren boca las pequeñas operaciones, obedeciendo a un calendario bien diseñado por los bancos de inversión para evitar interferencias innecesarias. "Lo importante es que no coincidan en el tiempo empresas del mismo sector, lo que puede hacer que fondos especializados elijan una u otra. Hay que permitir que el mercado pueda estudiar con detenimiento las ofertas. La saturación siempre es mala", señalan fuentes del sector.

De lo que no hay duda es de que el negocio de las salidas a bolsa vuelve a la vida tras años de ostracismo. Desde aquel ya lejano 2017 en el que el mercado continuo español sumó hasta cinco debuts no se veía tanta actividad. Con la liquidez en máximos, la ventana de las salidas a bolsa está abierta de par en par. Pero para que todo sea redondo hará falta más que un calendario ordenado. Es decir, proyectos sólidos y ofertas con precios atractivos.

Artículos relacionados