BOLSA

¿Es el momento de vender bonos?

Los ex­pertos creen que el mer­cado de bonos ha en­trado en un pe­ríodo com­pli­cado que acon­seja ser es­pe­cial­mente pru­dente con los ac­tivos de renta fija. De he­cho, con­si­deran que se están pro­du­ciendo señales claras para salir del mer­cado cuanto an­tes. Lo cual po­dría be­ne­fi­ciar a las bol­sas.

Uno de los principales indicios son las crecientes expectativas de subidas de tipos de interés. Siempre que se espera un endurecimiento de la política monetaria tiende a producirse fuertes ventas que presionen la rentabilidad a la baja. El valor de los bonos en el mercado depende en gran medida del cupón de otros instrumentos de deuda, un aumento de los tipos de interés significa que los títulos actuales seguramente empezarán a perder valor.

En los últimos días, de hecho, se ha observado un descenso de las rentabilidades de los valores del Tesoro estadounidense pese a los sólidos datos macro del país, que revelan una mejoría del mercado laboral y una aceleración de la inflación. Estos datos normalmente provocarían un repunte de los intereses de la renta fija porque los inversores sacarían fondos de los activos seguros.

En cambio, las rentabilidades en la eurozona se han visto impulsadas debido a que el BCE no estaría comprando tantos bonos cada semana como el mercado esperaba. Algo que podría no durar mucho después de la entidad asegurara en marzo aseguró su intención de acelerar este programa de compras con el fin de impedir, en parte, el endurecimiento de las condiciones crediticias en la región.

Otra de las razones para deshacerse de las posiciones de bonos, apuntan los analistas, es el riesgo de inestabilidad por parte de las entidades emisoras. La fuerte presión generada sobre el sistema desde la crisis de 2008 ha generado grandes incertidumbres. Dado que el atractivo de los bonos pasa por su capacidad de generar ingresos garantizados, se entiende que la credibilidad y la solvencia de la entidad emisora sean una preocupación primordial que ahora mismo se encuentra en entredicho.

Este factor de riesgo se ve multiplicado por un precio de mercado en la actualidad inusualmente alto. Lo más importante para maximizar las ganancias es contar con reglas establecidas sobre la cantidad de beneficios esperados y el nivel máximo de pérdidas a asumir.

Aunque mantener los bonos hasta su vencimiento puede ser moderadamente lucrativo, los expertos suelen buscar una mayor plusvalía vendiendo cuando el valor de mercado repunta al alza. Especialmente, en caso de haberlo mantenido durante varios años, si ya se ha se ha rentabilizado mediante el pago de cupones. Motivos más que suficientes para algunos expertos para iniciar una prudente retirada de los pequeños inversores del mercado de renta fija en estos momentos.

Artículos relacionados