BOLSA

Reig Jofre abre una filial en Polonia

Abrir nuevos mer­cados in­ter­na­cio­nales se ha con­ver­tido en una prio­ridad para las com­pañías co­ti­zadas es­pañolas con el con­tra­rrestar la pre­sión en sus cuentas de­ri­vada de la de­bi­lidad de la eco­nomía es­pañola. Consciente de ello, Reig Jofere ha ace­le­rado su ex­pan­sión in­ter­na­cional en los úl­timos años, re­for­zada re­cien­te­mente con la crea­ción de una fi­lial en Polonia.

El laboratorio español ya tenía presencia en la zona mediante acuerdos de distribución, pero la alta demanda de sus productos ha aconsejado elevar la apuesta por un país con 38 millones de habitantes, cuyo mercado farmacéutico asciende a cerca de 9.000 millones de euros y una tasa de crecimiento anual por encima del 5%.

Para ello, Reig Jofre dotará a su filial polaca con un equipo de marketing y una red de ventas propia especializada en el mercado farmacéutico.

El objetivo es atender la demanda de los productos indicados en el tratamiento de la osteoartritis y el dolor osteoarticular de la unidad de Specialty Pharmacare e introducir gradualmente la línea de dermatología y los productos de las gamas de Consumer Healthcare (control de peso, energía, estrés y sueño, y belleza). Ambas unidades de negocio representaron el 29% y el 23% del negocio del grupo biotecnológico en 2020.

En una segunda etapa, tras concluir los procesos de registro, el laboratorio ampliará su oferta con las gamas de antibióticos e inyectables de uso hospitalario de la unidad de Pharmaceutical Technologies.

Reig Jofre tiene previsto registrar las primeras ventas de la filial en Polonia en el segundo trimestre de 2021. Además, la compañía confía en generar nuevas oportunidades de negocio en el resto de los países de Europa del Este, consolidando de este modo, la estrategia de crecimiento global.

La expansión internacional es uno de los pilares estratégicos de crecimiento para Reig Jofre, el 55% de la cifra de negocios fuera de España es generada a través de su red de ventas propia en Europa y sudeste asiático (España, Francia, Portugal, Bélgica, Suecia, Reino Unido, Singapur, y en breve, Polonia), y la formalización de acuerdos de distribución con más de 130 socios comerciales en más de 70 países.

Este crecimiento avala el empuje mostrado por la cotización del grupo en Bolsa a lo largo del último año. A pesar de la pandemia, el valor ha multiplicado casi por tres su precio al pasar de caer por debajo de los dos euros a los actuales 5,7 euros por acción. Una proyección que parece se está manteniendo este año con un alza del 30%. Su principal reto ahora mismo, desde el punto de vista técnico, pasa por superar y consolidar lo antes posible la referencia de los 6 euros.

Artículos relacionados