BOLSA

Tensión en el sector automovilístico

Las pre­ven­ciones bur­sá­tiles res­pecto a los pro­vee­dores de piezas de au­to­mó­viles han ido en au­mento en el año ante los pa­rones que viene su­friendo el sector au­to­mo­vi­lís­tico de­bido a la es­casez de mi­cro­chips. La ca­rencia de estos pe­queños com­po­nentes ha sido capaz de poner contra las cuerdas a una de las in­dus­trias más po­de­rosas del mundo.

En los últimos meses al menos siete grandes fabricantes de automóviles han reportado disrupciones en su producción por la falta de semicondutores: Ford, Honda, JLR, Mercedes-Benz, Renault, Stellantis, Toyota y Volkswagen.

Esta situación está pasando factura a los proveedores de suministro. El temor a que la recuperación prevista para el primer semestre del año se frene en seco con estos parones de la gran industria se está dejando notar en su cotización.

En España CIE Automotive, Gestamp y Lingotes Especiales han visto como la reacción protagonizada en la recta final del año pasado, tras el duro golpe inicial por la crisis generada por la covid, se ha quedado estancada.

El rebote de CIE Automotive, por ejemplo, está encontrando una dura resistencia en torno a los 24 euros por acción. Este precio se sitúa casi diez euros por debajo de los máximos alcanzados en 2018 después de una espectacular fase alcista en el quinquenio anterior.

Avances apoyados en una importante estrategia de crecimiento y diversificación geográfica que llamó la atención de los inversores. Pese a las dudas actuales del mercado por los problemas en la industria automovilística, los analistas siguen confiando en el potencial del valor conforme se vayan diluyendo los efectos perversos dejados por la pandemia.

La situación de Gestamp es similar. La cotización de la compañía sube un 15% en el año, pero está sufriendo horrores para consolidar la referencia de los 4,5 euros por acción. La mayoría de casas de análisis se decanta por comprar o sobreponderar al considerar que los precios actuales presentan una buena oportunidad de compra con vistas a un futuro no demasiado lejano.

La tercera en discordia, Lingotes Especiales, sube en el año algo más de un 10%, pero también está encontrando una seria resistencia en las inmediaciones de los 14 euros por acción. Se mueve unos 8 euros por debajo de los máximos de 2017 y quizá, por ser la más pequeña, sea la más perjudicada por los problemas del sector.

Su perfil técnico muestra una tendencia bajista primaria que en principio parece haber logrado romper a principios de este año. Con todo, los operadores aconsejan cautela porque sigue moviéndose muy cerca de los niveles de suelo que indicarían una posible vuelta a la fase negativa.

Artículos relacionados