BOLSA

Sectores que marcarán tendencia

Los cam­bios es­truc­tu­rales de la eco­no­mía, más allá de los pro­vo­cados por la pan­de­mia, ge­neran un re­en­foque de la in­ver­sión hacia de­ter­mi­nadas com­pañías y sec­to­res. Este re­di­rec­cio­na­miento jus­ti­fica en buena me­dida la po­si­tiva evo­lu­ción de de­ter­mi­nados ín­di­ces; por ejem­plo, los nor­te­ame­ri­canos frente a los eu­ro­peos.

Un mayor potencial derivado de la fortaleza de cuatro grandes sectores que están marcando tendencia como la tecnología, la salud, el consumo y el medioambiental. Actividades que a buen seguro seguirán siendo punteras a lo largo de la próxima década.

Cómo siempre, los operadores advierten que no es suficiente con elegir un mercado al alza y apostar por un sector con alto potencial, también es necesario ser selectivos con la elección de empresas para no llevarse sorpresas y sacar el máximo provecho de la inversión.

En el ámbito tecnológico, las restricciones provocadas por la pandemia han traído consigo un evidente cambio cultural con una mayor implantación del teletrabajo y una creciente concienciación para avanzar en los procesos de digitalización que a su vez vendrá acompañado por el desarrollo de la inteligencia artificial.

La norteamericana Alphabet, el conglomerado que agrupa los negocios de Google, es quizás una de las sociedades que mejor representa este nuevo paradigma tecnológico y es muy probable que siga manteniendo durante mucho tiempo su posición de liderazgo, pese a la creciente competencia desatada en los últimos años.

Ligadas al sector tecnológico, una de las grandes apuestas de presente y de futuro para muchos es la holandesa ASML, principal suministrador de la industria de microchips cada vez más demandados ante el imparable avance tecnológico.

Otra de las grandes referencias del mercado será el sector de la salud. Su relevancia ante la lucha contra la pandemia queda fuera de toda duda, con un creciente peso en los indicadores. Algo que se mantendrá en el tiempo debido a la alta esperanza de vida en los países occidentales, que podría acentuar el gasto en medicinas, tecnología médica e infraestructuras hospitalarias.

En este caso, el empuje de las grandes firmas lleva a los operadores a buscar opciones entre algunos valores internacionales también de primera fila, aunque no tan conocidos y algo más rezagados. Este sería el caso de Amgen o Gilead.

El sector del consumo también se subirá al carro de las megatendencias. Los nuevos hábitos de los consumidores, especialmente de los más jóvenes con gustos, formas de comprar y preferencias distintas, está provocando grandes cambios estructurales. Eso sin olvidar el crecimiento de la clase media en China o en los países emergentes, lo cual generará importantes oportunidades de negocio.

Los expertos apuntan a las grandes distribuidoras como Amazon o Ali Baba como las grandes beneficiadas de estos cambios, pero también productores de moda como Nike o Adidas apuntan alto.

Todo ello sin olvidar el elevadísimo potencial del sector más ligado al medio ambiente. La pandemia ha llevado a los principales países del mundo a apostar por un escenario basado en la sostenibilidad y eso tendrá un efecto directo en el peso de este sector en el mercado. Así, lo refleja ya el creciente interés de los inversores por los criterios ESG.

En EEUU, en 2019, el consumo de energía renovable superó a la proveniente del carbón por primera vez en más de 130 años. Todo ello gracias a empresas como First Solar, Nextera Energy o Enphase Energy, grandes opciones para posicionarse en este sector.

Artículos relacionados