BOLSA

Service Point, moderado optimismo

La junta de ac­cio­nistas ce­le­brado a prin­ci­pios de marzo ha re­sul­tado ser un bál­samo contra la ten­dencia ne­ga­tiva en la que había vuelto a en­trar el valor en las úl­timas se­ma­nas. En ella se ha apro­bado la am­plia­ción de ca­pital para el pago de parte del precio de ad­qui­si­ción del ne­gocio y ac­tivos de Scytl y Civiciti, junto con sus fi­liales en EEUU, Canadá, Australia, Francia y Grecia.

Una adquisición cerrada el pasado 3 de noviembre y que representa el primer paso en la transformación digital y expansión de la empresa de reprografía.

Scytl es el líder mundial en soluciones seguras de voto digital y modernización electoral, fundada en Barcelona en 2001 con una creciente experiencia. Las soluciones de esta compañía, protegidas por más de 50 patentes internacionales, se han utilizado en procesos electorales de más de 30 países en el mundo.

Este sector representa una oportunidad importante de crecimiento futuro, sobre todo en la situación actual de la pandemia, según ha apuntado el presidente de Service Point. En este sentido, la compañía asegura haber detectado un incremento en el interés en soluciones de voto online en los sectores públicos y privados.

En este sentido, la compañía y su principal accionista, Paragon, están trabajando con el equipo directivo de Scytl para desarrollar un plan de negocio enfocado en crecimiento y rentabilidad.

El objetivo es definir una clara estrategia para la compañía cotizada, utilizándola como plataforma global para el crecimiento y expansión en los sectores de seguridad de datos, tecnología, criptografía y voto online. Como consecuencia de esta decisión, Service Point procederá a analizar el encaje estratégico de las actividades tradicionales en España y Bélgica, así como el posicionamiento de la marca.

El grupo no descarta, además, seguir analizando nuevas oportunidades de adquisición en las áreas de tecnología donde está posicionada. Al respecto, recuerda que Paragon es un comprador activo, pero disciplinado, con enfoque en la tecnología, clientes, potencial de crecimiento y precio. En principio la intención del grupo es continuar con la estrategia de futuras adquisiciones mediante ampliaciones de capital en el mercado, potenciando el “free float” y la liquidez en Bolsa.

Estas previsiones han permitido sostener al valor sobre la referencia del euro por acción. Nivel donde parece haber configurado un sólido soporte. De confirmar su consolidación en los próximos días los expertos no descartan un próximo rebote hacia los niveles de 1,2 euros por acción.

Para ello, sin embargo, el grupo tiene mucho por hacer tras la fuerte sacudida en las ventas sufridas durante 2020 como consecuencia de la pandemia. Al cierre del tercer trimestre del pasado año, las ventas cayeron un 24%, por debajo de los 4,2 millones de euros. No obstante, estas cifras no recogen el impacto de la adquisición de Scytl que entró en el perímetro de consolidación a principios de noviembre.

Artículos relacionados