LA SEMANA BURSÁTIL

La Bolsa pisa el freno por la inflación

El tenor sobre la in­fla­ción puede obligar a los bancos cen­trales a en­du­recer su po­lí­tica mo­ne­taria de tipos de in­terés ultra ba­jos, lo que ate­naza a los in­ver­sores en las úl­timas se­sio­nes. Con todo, el ín­dice Ibex 35 ha lo­grado salvar la úl­tima se­mana con una subida se­manal del 0,75 % para asen­tarse en las in­me­dia­ciones de los 8.300 pun­tos.

Los operadores han recogido con cierta preocupación el repunte en estos días de la rentabilidad de los bonos soberanos hacia niveles que no se veían en muchos meses sobre todo en Estados Unidos y Alemania. Aunque todavía no es una recuperación clara, en especial en el caso de los bonos soberanos europeos, si se ha dejado sentir en las bolsas con ligeras correcciones que pueden comprometer a corto plazo la tendencia alcista mostrada en febrero.

Detrás de este repunte de los bonos estaría el preocupante aumento de las presiones inflacionistas. Las expectativas de crecimiento de los precios en Estados Unidos vienen repuntando con fuerza desde principio de año, para situarse ya en el 2,16% en promedio durante los próximos 10 años. Los analistas creen que podría llegar incluso a rondar el 3,5% en algún momento de este año.

Al respecto, el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, ha mostrado también su preocupación haciendo hincapié además de que la economía norteamericana se encuentra lejos de alcanzar el pleno empleo. Con todo, los analistas no consideran que se trate de un movimiento estructural, aunque reconocen que la inflación es el principal riesgo en una economía sin capacidad para permitirse tipos mucho más altos.

Eso ha llevado a pensar que la Fed realizará nuevos esfuerzos para contener los intereses de los bonos comprando más deuda a largo plazo. Una medida que puede funcionar en un horizonte cercano pero que puede intensificar los desequilibrios del mercado en el futuro, comprometiendo la recuperación de la renta variable. De momento, el dólar está empezando a ganar fuerza.

En este escenario, los inversores españoles están optando por levantar el pie del acelerador, limitándose a realizar compras selectivas, especialmente en los valores más retrasados, pero con un alto potencial como ha sido el caso de Telefónica que en estos días ha despuntando con un alza cercana al 10%.

Calendario semanal de Bolsa

Esta semana que entra se presenta algo más relajada en cuanto a indicadores económicos relevantes, Los datos de producción industrial y las cifras de inflación será lo más destacable en los próximos días. Atención también a la segunda reunión del año del BCE.

Aunque el mercado tiene ahora su principal fuente de preocupación en las presiones inflacionistas, los expertos no creen que tengan demasiada incidencia en su política monetaria que pueda influir en el proceso de consolidación de la actual tendencia lateral de las bolsas españolas.

Este lunes, de momento, la atención de los inversores se focalizará en los datos de producción industrial en España y Alemania.

Para el martes se esperan las revisiones del PIB del cuarto trimestre de 2020 de Japón y de la Zona Euro, así como la balanza comercial alemana.

En la sesión del miércoles, las miradas estarán puestas en el IPC de China y Estados Unidos, desde donde también llegará el índice hipotecario MBA de escasa incidencia.

El jueves lo más destacado serán la reunión del Banco Central Europeo, que seguramente analizará las presiones inflacionistas, y las peticiones semanales de desempleo en Estados Unidos.

La agenda financiera internacional de la semana se cerrará el viernes con la producción industrial en el Reino Unido, la inflación en Alemania y España y los precios de producción en Estados Unidos. En nuestro país se publicará además las ventas al por menor del mes de enero, que seguramente recogerán un intenso descenso por la fuerte parálisis de la actividad.

Artículos relacionados