TRANSPORTE AÉREO

Iberia necesitará 'financiación suficiente' de no remitir pronto la pandemia

La firma au­di­tora de IAG rea­liza un pro­nós­tico ca­tas­tro­fista para el grupo

Tripulación de Iberia
Tripulación de Iberia

Ernest & Young, em­presa au­di­tora del hol­ding de ae­ro­lí­neas IAG, entre ellas Iberia, ha rea­li­zado, entre otros, un es­ce­nario muy pe­si­mista sobre el fu­turo del grupo aé­reo, de per­sistir la lenta in­mu­ni­za­ción contra el co­vi­d-19 y las res­tric­ciones a la mo­vi­lidad en los países donde opera, según in­forma el portal es­pe­cia­li­zado Reportur. Iberia, como el resto del grupo, "se verá en la ne­ce­sidad de ob­tener fi­nan­cia­ción adi­cional su­fi­ciente, lo cual su­pone una in­cer­ti­dumbre ma­te­rial que po­dría causar dudas sig­ni­fi­ca­tivas sobre la ca­pa­cidad del grupo de poder con­ti­nuar como em­presa en fun­cio­na­mien­to”, in­dicó la au­di­tora.

Esa cierto que la auditora realiza este pronóstico en el que ha denominado EY como “Hipótesis Pesimista. Pero no la descarta del todo y considera este escenario de “grave, pero plausible”. La compañía tenía previsto en su Plan de negocios a tres años, aprobado en diciembre de 2020 y actualizado con la información interna y externa reciente disponible, en febrero de 2021.

"En el peor de los escenarios que la compañía plantea, tiene que ver con los vuelos de gran distancia los que padecerán el mayor impacto, mientras que los de corta distancia como los domésticos y los europeos se recuperarían más rápido. IAG acepta que de darse de este modo, los niveles de capacidad plantean retomar el próximo mes de septiembre, van a tener que esperar hasta el primer trimestre de 2022", señala el portal colombiano.

El grupo hispano británico admite, en su informe anual, que de cara a mejorar su posición de liquidez, están “estudiando activamente diversas opciones de financiación como la renegociación de los acuerdos de financiación actuales y la obtención de más líneas de financiación a largo plazo”. Pero IAG no habría incluido estas nuevas proyecciones donde el auditor resalta sobre el futuro inmediato de la compañía.

Iberia cerró 2020 con unas pérdidas operativas de 1.411 millones de euros (1.706 millones de dólares al cambio actual), lo que supuso una pérdida de 3,8 millones de euros (4,6 millones de dólares) al día de media durante el pasado año. (Iberia perdió 4,6 millones de dólares al día durante 2020).

Iberia redujo sus ingresos totales en 2020 un 60%, con 2.259 millones de euros (2.731 millones de dólares), aunque el negocio de viajeros se contrajo un 71,4 por ciento, aunque logrando una ocupación media del 70,1 por ciento.

Artículos relacionados