Perjudicados por las ac­ti­vi­dades del co­mi­sario ju­bi­lado ad­vierten de even­tuales acuerdos con FG

El macrojuicio del caso Tándem, nuevo oxígeno para FG y BBVA

El juez García-Castellón con­si­dera el riesgo de fuga y de des­truc­ción de pruebas

FG y Carlos Torres
FG y Carlos Torres

El pre­si­dente del BBVA, Carlos Torres, puede en­carar su pró­xima junta de ac­cio­nistas con mayor tran­qui­lidad res­pecto al caso Villarejo que tanto ha mar­cado su man­dato desde que asu­miera la he­rencia en­ve­ne­nada de su an­te­ce­sor, Francisco González (FG). La li­bertad pro­vi­sional para el co­mi­sario ju­bi­lado y la di­la­ción en el tiempo del de­no­mi­nado 'caso Tándem' re­baja la pre­sión sobre el banco azul, con la po­si­bi­lidad de acuerdos pun­tuales que pa­lien la con­di­ción de in­ves­ti­gado del grupo. El juez García-Castellón se man­tiene vi­gi­lante ante las ma­nio­bras del con­tro­ver­tido per­so­naje.

Las sesiones suspendidas por la pandemia y la libertad provisional del comisario jubilado José Manuel Villarejo permiten al BBVA de Carlos Torres tomarse un respiro sobre el caso Cenyt, según el nombre de la empresa a la que se encargaba desde el banco determinados espionajes, o el 'caso Tándem' en el que se engloban una treintena de causas distintas.

La apertura de juicio oral a Villarejo se prevé para mediados del mes de diciembre por tres causas diferentes a las de los encargos del BBVA, por lo que se ha decretado su libertad provisional al llevar más de tres años de prisión provisional, cuando el máximo previsto para dicha situación es de cuatro años.

Los tres casos que se juzgan en diciembre son la pieza 2, denominada Iron, por encargo del despacho de abogados Herrero y Asociados; la pieza tercera, denominada Land, por encargo de una rama de la familia del pintor y arquitecto Garcías-Cereceda. La última es la sexta por un espionaje a un exsocio del marido de Ana Rosa Quintana.

Tanto el presidente del BBVA como su consejero delegado, Onur Genç, han afirmado desde la apertura de este caso, que implica al expresidente Francisco González, su total colaboración con la Justicia y que todo la causa judicial estaba en una fase preliminar sin impacto en su negocio o reputación.

Comparecencias del banco

No obstante, desde FG al propio banco han tenido que comparecer ante el juez de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, en calidad de investigados, la figura judicial que antes era la de imputado. A ello se añaden los distintos requerimientos de más información al BBVA por su informe interno encargado a PwC.

En algunos círculos sospechan que la libertad provisional para Villarejo podría permitir contactos con el expresidente del BBVA para atenuar las consecuencias judiciales de los encargos realizados al comisario ya jubilado, entre otros, para abortar el intento de asalto de la Sacyr de Luis de Rivero al grupo bancario.

Francisco González cumplirá el próximo mes de octubre 77 años de edad, por lo que cualquier condena por los encargos realizados a Villarejo bajo su presidencia, si el macrojuicio se dilata aún más, evitaría su entrada en prisión. Ahora bien, García Castellón ya envió al ex consejero de Banesto, Rafael Pérez Escolar, a prisión que tras un periodo en ella falleció en diciembre de 2007 a los 80 años de edad.

Muchas cautelas

En el auto del juez Manuel García-Castellón, akl que ha tenido acceso ww.capitalmadrid.com, el magistrado fija una serie de medidas cautelares para evitar que la libertad provisional para José Manuel Villarejo le permita cualquier maniobra para librarse de la acción de la Justicia.

Entre ellas, el magistrado obliga al comisario jubilado a comparecer "apud acta", según se refleja literalmente en el auto", cada día ante el Juzgado correspondiente a su domicilio (en la localidad madrileña de Boadilla del Monte).

Villarejo tendrá "la obligación de comunicar, personalmente o a través de su representación procesal, a este Juzgado Central de Instrucción número 6 cualquier cambio de domicilio o residencia que el investigado pueda efectuar", según el auto dictado por el juez de la Audiencia Nacional.

Además, el magistrado prohíbe su salida del territorio nacional y para evitarlo deberá entregar su pasaporte a su Juzgado y "el requerimiento expreso de prohibición de obtención de un nuevo pasaporte".

Artículos relacionados