Monitor de Latinoamérica

Duque se marca como meta con­vertir al país en 2021 en líder re­gional en IED

Colombia sueña con la inversión extranjera para salir de la pandemia

Bogotá ob­tiene el res­paldo del BID para sus planes en pro­yectos ‘nearshoring’

Colombia
Colombia

Colombia, gran des­tino de la in­ver­sión es­pañola, que vive gol­peado como el resto del área por el des­plome eco­nó­mico cau­sado por la pan­de­mia, ha ob­te­nido el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para reac­tivar un vector de cre­ci­miento clave de cri­sis: la in­ver­sión ex­tran­jera. El BID res­palda los pro­yectos de ‘nearshoring’ con los que el pre­si­dente Duque quiere hacer del país el líder en atrac­ción de in­ver­sión con las opor­tu­ni­dades que abre el reasen­ta­miento y re­lo­ca­li­za­ción de in­dus­trias.

Según datos del banco central de Colombia, la llegada de Inversión Extranjera Directa (IED) se derrumbó un 46,3% en 2020, a 7.690 millones de dólares, frente al año anterior. Por actividad, el 28% de la inversión que llegó a la cuarta economía de Latam se enfocó en servicios financieros y empresariales, un 23% en minería y petróleo, un 11% en comercio y hoteles, un 10% en electricidad y un 8% en industria manufacturera.

El PIB colombiano se contrajo un 6,8% en 2020 y el Gobierno proyecta que este año se recuperará, con un rebote aún insuficiente del 5%, recuperación que el FMI limita al 4,6%. En el marco de su Reunión Anual, el BID firmó una carta de programación con el Gobierno de Colombia por 1.250 millones, destinados a contribuir a una recuperación económica sostenible e inclusiva en el país. Los recursos se dirigirán a financiar el Presupuesto General este año, con apoyos específicos a proyectos de inversión en transformación digital y logística y a los esquemas de asociación público-privada.

Destino para relocalizaciones

El retroceso de la inversión exterior inquieta al Ejecutivo colombiano, que ha convertido en los últimos años la captación de capital foráneo en uno de los motores de crecimiento del país; que ha adoptado medidas e incentivos para atraer inversión en todos los sectores de la economía y que apuesta en el último año, además, por sumar a esos esfuerzos la captación de empresas que están relocalizando su actividad en América, notablemente firmas de EEUU.

“Si lográramos tan solo atraer el 5% de la industria de EEUU en Asia hacia Colombia podríamos crear 300.000 empleos”, resaltó el presidente Duque con motivo de la reciente asamblea del BID, cuyo presidente, Mauricio Claver-Carone expresó que el área y, en especial Colombia, “lo tienen todo para atraer inversión” y quien prometió que mientras esté al mando de la entidad buscará ‘vender’ a Colombia y a la región a los empresarios de EEUU, Europa y Asia.

Coste de la energía, conectividad y tecnificación de la mano de obra son tres de los cinco pilares que, según Duque acelerarán la llegada de nuevas industrias y la generación de empleo. “Hay una oportunidad Latam, pues por la pandemia muchas empresas norteamericanas quieren reasentar sus bases más cerca de sus territorios y el ‘nearshoring’ se ha hecho presente en el último año con más fuerza”, destacó .El plan de Bogotá en ‘nearshoring’ busca captar 11.500 millones en inversión foránea no minero-energética en 2020-22 con incentivos fiscales y simplificación de trámites para lograr la relocalización en Colombia de firmas de EEUU y otros países actualmente ubicadas en Asia. La idea central es lograr ‘mega-inversiones’ con una tasa de tributación reducida.

Según datos oficiales, el 45% de la inversión exterior que llegó a Colombia en 2020 provino de Norteamérica, en un año en el que la inversión española y europea perdió fuelle. De los 197 proyectos de inversión foránea facilitados por ProColombia en 2020, 63 llegaron de Norteamérica, seguida por Europa (48); Asia (44) y Latam (42), por montante total de 9.077 millones. EEUU (44 proyectos); México (10) y Canadá (9) aportaron inversión por 4.097 millones.

Facilitar la llegada de empresas

“Colombia busca en 2021 impulsar su infraestructura, crecer por encima del 5% y mejorar el ambiente para la iniciativa privada”, según el ministro de Comercio e Industria, José Manuel Restrepo, para quien el país seguirá implementando la estrategia de inversión extranjera de eficiencia con apoyo del BID. Y quien señaló que con la estrategia de relocalización, el país cuenta ya con 21 anuncios de proyectos de inversión por 400 millones. “Somos un país pro-iniciativa privada, que trabaja para ser más competitivo, apuesta por facilitar la llegada de empresas e inversores y sigue siendo atractivo pese a la pandemia”.

Esta estrategia cuenta con un componente regional en el que están incluidas medidas como las relativas a Zonas Económicas y Sociales Especiales (ZESE) e incentivos a proyectos turísticos especiales. Restrepo recordó otros componentes en marcha en el plan de impulso a la inversión como la Ventanilla Única de Inversión, los incentivos tributarios y no tributarios, las zonas francas 4.0, el programa de captación de mega-inversiones y el Plan Vallejo Exprés para agilizar los procesos de exportación. Entre los sectores que Bogotá considera de oportunidad para 2021 se sitúan infraestructuras (con el plan 5G en el horizonte), construcción, renovables, agroindustria, tecnología y turismo.

Pese a la crisis desatada por el Covid, las firmas españolas no han perdido interés por Colombia, donde están involucradas en algunos de los principales proyectos de infraestructuras. Ferrovial, OHL, Sacyr y Grupo Ortiz lograron nuevos contratos en 2020 en un país en el que también están Repsol, Acciona, ACS, FCC, BBVA, Mapfre, Naturgy, Indra o Inditex, hasta más de 560 compañías. España aportó el 17% de la inversión en Colombia en 2019.

Artículos relacionados