Una de­cena de ac­cio­nistas con el 3% so­portan una pre­sión ago­ta­dora de sus ges­tores

Cellnex desafía la gravedad con su estrategia de crecimiento acelerado

Sus su­ce­sivas am­plia­ciones de ca­pital agotan a un in­versor bien re­mu­ne­rado por las subidas bur­sá­tiles

Cellnex en Bolsa.
Cellnex en Bolsa.

La es­tra­tegia de am­pliar ca­pital ha sido un re­curso cons­tante de Cellnex desde su debut en Bolsa en 2015 con el fin de fi­nan­ciar su cre­ci­miento. Eso le ha per­mi­tido mul­ti­plicar su valor en Bolsa casi por cinco en ese pe­ríodo. Sin em­bargo, los ex­pertos creen que esta fór­mula que tanto éxito le ha ge­ne­rado po­dría estar em­pe­zando a pro­ducir ya cierto un ago­ta­miento entre los ac­cio­nistas obli­gados a poner di­nero de forma per­sis­tente para no di­luir su po­si­ción.

En la actualidad, la compañía tiene más de una docena de accionistas con un porcentaje del 3% o superior, que de momento están dando soporte a este modelo. En este sentido, el operador de redes ha anunciado una nueva ampliación de capital por 7.000 millones de euros con el fin de reforzar los recursos propios destinados a financiar el crecimiento de la cartera de infraestructuras de telecomunicaciones.

La ampliación, con derechos de suscripción preferente para los actuales accionistas y asegurada por varias entidades de seguros, supone la emisión y puesta en circulación de 192,6 millones de nuevos títulos ordinarios. Determinados accionistas, consejeros y miembros de la alta dirección se habrían comprometido a suscribir hasta el 27% de estas acciones.

El precio de suscripción será de 36,33 euros por cada título nuevo, lo que supone un descuento del 17% respecto al precio de cotización de 46,68 euros, registrados al cierre de la sesión anterior al anuncio de la operación.

Cellnex prevé utilizar los 7.000 millones para financiar una cartera de proyectos que podría alcanzar los 18.000 millones en los 18 meses posteriores a su cierre. De esta cartera, 9.000 millones ya están comprometidos para las adquisiciones anunciadas de Polkomtel Infrastruktura en Polonia, Hivory en Francia y la integración de las torres y emplazamientos de Deutsche Telekom en los Países Bajos.

Entre 2019 y 2020, la compañía incrementó 7.700 millones sus recursos propios mediante tres ampliaciones de capital de 1.200 millones, 2.500 millones y 4.000 millones, respectivamente. En los tres casos la demanda superó ampliamente la oferta y acudieron la práctica totalidad de los titulares de derechos de suscripción preferente.

Desde su salida a Bolsa en mayo de 2015, Cellnex ha anunciado inversiones y compromisos de inversión --que se extienden hasta 2030-- por valor de aproximadamente 36.500 millones de euros, destinados a la adquisición o construcción, en los 12 países europeos en los que opera.

La noticia de la ampliación ha provocado un ligero frenazo en el proceso de recuperación mostrado por el valor tras tocar mínimos anuales a principios de marzo sobre los 40 euros por acción. De hecho, el valor a un presenta un balance negativo anual del 6%. Así las cosas, los expertos recomiendan comprobar que el valor es capaz de aguantar sobre la cota de los 45 euros sobre la que se mueve ahora antes de tomar decisiones.

Si consolida este nivel podría seguir su avance hacia los 50 euros, pero si lo pierde podría ser una buena oportunidad de comprar más barato a cerca de los 35 euros por título.

Artículos relacionados