El com­pro­miso de Xi Jinping de lo­grar la neu­tra­lidad de car­bono en 2060 con­vence a los in­ver­sores

A la espera de que el nuevo ciclo inversor de las renovables acabe con la crisis económica

EEUU, China y la UE se afe­rran al pacto verde como tabla de sal­va­ción

Renovables
Renovables

Las ener­gías re­no­va­bles se han con­ver­tido en la tabla de sal­va­ción de las eco­no­mías mun­dia­les. Las grandes po­ten­cias -EEUU, China y la UE- se han aga­rrado al clavo del pacto verde como una vía para hacer frente a la crisis que ha pro­vo­cado la pan­de­mia. En plena cri­sis, la in­dus­tria eó­lica batió en 2020 el ré­cord de ca­pa­cidad ins­ta­lada con 93 gi­ga­va­tios nuevos lo que su­pone un cre­ci­miento de un 53% res­pecto a 2019.

El Consejo Mundial de Energía Eólica señala en el informe que acaba de publicar que, pese a esta cifra record, no es suficiente para llegar a la cifra de cero neto emisiones en 2050 que es lo que pretende el Acuerdo de París. Según sus estimaciones, el mundo necesitaría instalar tres veces más de energía verde durante la próxima década si quiere hacer frente a las exigencias climáticas.

Organismos como la Agencia Internacional de la Energía (AIE) y la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA) estiman que se necesitarían instalar en el mundo del orden de 280 GW anuales para llegar al compromiso de cero emisiones.

El impulso de China

Asia Pacífico lidera el ranking mundial con 59 gigavatios de potencia nueva instalada, gracias al impulso que China ha dado a las energías renovables. De esta cifra, 52 gigavatios han sido instalados en territorio chino. Australia ha construido solo 1.097 megavatios, Japón (449 MW), Kazajistán (300 MW) y Sri Lanka (88 MW). India ha bajado notablemente en su ritmo de instalaciones eólicas con 1.119 MW nuevos.

EEUU ha sido, junto con China, el país que más impulso ha dado a la energía eólica. Norteamérica ha desplazado a Europa del segundo lugar que ocupaba hasta ahora, tras instalar un total de 16,913 GW. Europa ha sido relegada al tercer puesto del ranking con 14,7 GW de nueva potencia en 2020. Esta cifra supone un 6% menos que en 2019 y un 19% inferior a las previsiones que se esperaban antes del Covid-19

En cuanto a España, ha sido el sexto mercado del mundo con más capacidad eólica terrestre instalada en 2020 con 1.400 megavatios nuevos. Por delante, está Brasil con 2.297 megavatios eólicos, Noruega (1.532 megavatios) y Alemania (1.432 MW). Respecto a la capacidad eólica acumulada, España ocupa el quinto lugar con un total de 27,238 GW, por detrás de China (278,324 GW), EEUU (122,275 GW), Alemania (55,122 GW) e India (38,625 GW).

EEUU, China y Europa se disputan el liderazgo de las energías verdes aunque el país asiático sigue siendo reacio a aceptar los compromisos de París y someterse a las exigencias que marcan organismos como la Agencia Internacional de la Energía para 2050. Pese a ello, el Gobierno chino se ha mostrado bastante más flexible a aceptar un plan de reducción de emisiones mucho más sólido. El presidente chino, Xi Jinping, anunció en la 75 Asamblea General de la ONU celebrada en septiembre pasado que el país asiático se esforzará en lograr la neutralidad de carbono antes de 2060.

El gobierno de EEUU prevé destinar 1,7 billones de dólares en los próximos 10 años a potenciar las energías verdes, aunque prevé que se movilicen hasta cinco billones de dólares entre otras instituciones y organismos privados. Por su parte, la Unión Europea destinará un 30% de los 750.000 millones de euros de los fondos Next Generation a proyectos verdes.

China, en cambio, no ha desvelado el presupuesto que destinará, hasta 2030, a incrementar las energías renovables. Sin embargo, Xi Jinping ha desvelado su compromiso de lograr 1.200 GW de nueva capacidad eólica y solar en 2030. Su objetivo es que el 25% del consumo total de energía proceda de fuentes no fósiles. Todo ello está permitiendo la llegada de inversores extranjeros al país y la apuesta de muchas empresas chinas por las renovables.

Artículos relacionados