BOLSA

MásMóvil mete más presión a sus competidores en un mercado roto

Visto bueno de los prin­ci­pales ac­cio­nistas de Euskaltel a la OPA

Euskaltel
Euskaltel

La oferta de ad­qui­si­ción de MásMóvil por la to­ta­lidad de las ac­ciones Euskaltel a un precio de algo menos de 2.000 mi­llones de euros ha puesto patas arriba al sec­tor. Esta va­lo­ra­ción su­pone pagar 11,17 euros por ac­ción en efec­tivo, es decir una prima del 16,5% res­pecto al cierre de co­ti­za­ción de la ope­ra­dora vasca el pa­sado vier­nes.

La operación está condicionada a una aceptación mínima del 75% de las acciones, así como a la obtención de las autorizaciones regulatorias y de competencia. Con ella, MásMóvil pretende acelerar las inversiones en infraestructuras necesarias en el contexto actual. Su intención pasa además por promover la exclusión de la compañía de Bolsa.

Euskaltel es el operador móvil de referencia en el norte de España, con unos 840.000 clientes y más de 25 años de experiencia. Si la transacción sale adelante, MásMóvil se comprometió a mantener el empleo y las marcas Euskaltel, Telecable, R y Virgin, así como su sede en el País Vasco.

La operación ha sido financiada por un sindicato de bancos entre los que se encuentran BNP Paribas, Banco Santander, Barclays, Deutsche Bank y Goldman Sachs.

Zegona Communications, con una participación del 21,4% ya ha dado su visto bueno a la operación. El grupo británico ha señalado que la oferta representa una ganancia sobre su capital neto invertido del 87%, al valorar su porcentaje en 428 millones euros. Esto supone que Zegona cuenta con un valor del activo subyacente de 1,70 libras por acción, frente al precio de cierre del viernes en 94,5 peniques.

Kutxabank y Corporación Financiera Alba también han aceptado de forma irrevocable acudir a la oferta. Entre las tres sociedades suman más de un 52% del capital del operador de telecomunicaciones, lo cual prácticamente asegura el éxito de la operación.

Se creará así un nuevo gran grupo de telecomunicaciones con una capitalización cercana a los 5.000 millones de euros y un alto posicionamiento. Un nuevo y serio competidor para Telefónica, cuyas acciones han caído con fuerza, más de un 5%, tras conocerse esta integración, que según los operadores no será la última en un sector de telecomunicaciones que se encuentra en pleno proceso de concentración empresarial.

Artículos relacionados