BOLSA

Ezentis gana peso en energía y en Europa

El em­pre­sario José Elías ha ele­vado su par­ti­ci­pa­ción en Ezentis casi hasta casi el lí­mite legal po­sible para no verse obli­gado a lanzar una OPA. En con­creto, Eléctrica Nuriel, em­presa de su pro­pie­dad, ha eje­cu­tado su de­recho a sus­cribir las obli­ga­ciones con­ver­ti­bles del grupo, tal y como es­taba con­tem­plado en el acuerdo de in­ver­sión sus­crito el pa­sado mes de enero.

Dichas obligaciones, por un total de 66,2 millones, corresponden a un aumento de capital máximo por importe nominal y efectivo de 19,8 millones de euros. Este instrumento tendrá un plazo máximo de conversión de dos años desde su emisión y se podrán convertir total o parcialmente en cualquier momento.

José Elías entró en el capital de Ezentis a principios de año con la intención de convertirse en el socio estratégico e industrial de la compañía. Su entrada se produjo en una primera fase a través de un aumento del capital social de la compañía mediante aportaciones dinerarias suscrito por Eléctrica Nuriel por un importe de 19,8 millones de euros, con la que el empresario llegó al 16,7%. del capital y obtuvo dos puestos en el Consejo de Administración, representados por Eduard Romeu Barceló y Anabel López Porta.

Ahora, en esta segunda fase a través de las obligaciones convertibles, Elías podrá llegar hasta un máximo del 28,6% del capital. En total, el empresario ha invertido 40 millones de euros en el operador de redes de telecomunicaciones y energía.

La visión y trayectoria empresarial de José Elías permitirá desarrollar conjuntamente oportunidades de negocio y aprovechar sinergias, especialmente en el sector de la energía renovable.

El grupo confía en que la incorporación de José Elías al accionariado contribuya al fortalecimiento de la situación financiera de Ezentis de cara al desarrollo de su Plan de Transformación y perspectivas de negocio hasta 2023. El objetivo de la compañía es aumentar su presencia en Europa hasta el 70%, reforzar el área de energía y lograr ingresos de 1.000 millones de euros.

Sus acciones, sin embargo, se han deslizado en los últimos días por debajo de los 0,4 euros por acción para colocarse en terreno negativo en el global del año. Aunque los analistas que siguen al valor se muestran optimistas con su evolución a corto y medio plazo, si aconsejan cierta prudencia a los operadores menos agresivos mientras no recupere la cota de los 0,45 euros por acción.

Artículos relacionados