BOLSA

REE, incertidumbres con atractivo

La po­si­bi­lidad de que REE ejer­ciera de eje cen­tral en el pro­ceso de transición ener­gé­tica en España había ge­ne­rado grandes ex­pec­ta­tivas entre los ope­ra­dores en la recta final del pa­sado ejer­ci­cio. Sin em­bargo, las in­ver­siones pre­vistas pro­puestas por el Gobierno para tal fin se re­tra­sarán al menos hasta 2025.

De este modo, los 6.700 millones de euros inicialmente previstos pasarán a quedar en el limbo más allá de esta fecha

A partir de ese momento, los analistas de Renta 4 estiman una aceleración de los ingresos para la compañía gracias a la integración de las renovables, las interconexiones y el almacenamiento previsto. Entre tanto, para el período 2021-2025, el gestor de las redes eléctricas españolas prevé destinar una inversión de 4.400 millones. De ese total, 3.350 irían al negocio regulado en España, 225 millones al negocio internacional y 735 millones a telecomunicaciones.

Estas inversiones se sitúan por debajo de las estimaciones previas de la casa de análisis en el negocio regulado y por encima en el resto. Eso incrementa el perfil de riesgo de REE al elevar la inversión en telecomunicaciones por encima de las expectativas previas. En esta área se espera el lanzamiento de un nuevo satélite en 2022, cuya entrada en operación sería en 2023, una mayor integración vertical y operaciones que permitan poner en valor los activos de fibra.

Los analistas de la firma señalan que los menores ingresos a partir de 2024 por salida de activos y una aceleración de inversiones llevarán a la compañía a reducir un 20% el dividendo mínimo previsto para los años 2023-2025 a un mínimo de 0,8 euros por acción respecto al euro por acción en el resto del período y de los 1,05 euros abonados en 2020 en un entorno de estabilidad en su apalancamiento.

En este escenario, Renta 4 ha reducido en un 10% su estimación de precio objetivo de REE para dejarla sobre los 17 euros por título. Aun así, reiteran su recomendación de sobreponderar teniendo en cuenta que todavía ofrece un alto potencial, superior al 15% desde su cotización actual sobre los 14,7 euros.

Cualquier ajuste adicional de este precio solo haría todavía más atractivo al valor, que tendría un sólido soporte en las inmediaciones de los 13,8 euros.

Artículos relacionados