ANÁLISIS

Los empresarios presionan a Bruselas para evitar retrasos en las ayudas para la recuperación

La CEOE trans­mite al vi­ce­pre­si­dente, Margaritis Schinas, su preo­cu­pa­ción por el fu­turo de la edu­ca­ción pri­vada en España

Margaritis Schinas
Margaritis Schinas

La vi­sita a España del vi­ce­pre­si­dente de la Comisión Europea y en­car­gado de la Promoción del Modelo de Vida Europeo, Margaritis Schinas, se pro­duce en otro nuevo mo­mento de gran in­cer­ti­dumbre eco­nó­mica, so­cial y po­lí­tica. En este caso pro­vo­cado por el más que pre­vi­sible re­traso de la en­trada en fun­cio­na­miento del Fondo de Rescate eu­ropeo Next Generation UE, sin el cual, la re­cu­pe­ra­ción es­pañola se verá muy mer­mada al pa­ra­lizar ahora el Tribunal Constitucional alemán su ra­ti­fi­ca­ción.

Los empresarios van a aprovechar el encuentro que van a mantener en una cena este lunes con Margaritis Schinas para presentarle todo un listado de reivindicaciones. Además de la inquietud que genera la paralización de la ratificación del Fondo de Recuperación europeo, los representantes de la CEOE están muy preocupados por lo que pueda suceder en concreto con la reducción o exclusión de nuevos recursos públicos para la enseñanza privada.

Schinas conoce muy bien España. Griego de nacionalidad, está casado con la española Mercedes Alvargonzález. Ha sido miembro de los gabinetes de Abel Matutes y de Loyola de Palacio, en cuyo equipo llegó a ocupar el puesto de jefe de gabinete adjunto, el equivalente a un subsecretario en la administración española.

Miembro del partido Nueva Democracia, forma parte del Partido Popular Europeo, en el que coincide con el Partido Popular español. Quizás estas circunstancias han provocado que su actual visita a España no cuente con el mejor de los recibimientos. Al menos así lo transmiten desde el PP madrileño cuya presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, responsabilizaba al Gobierno de Pedro Sánchez de que, en la visita de dos días que realiza a España, no acuda al hospital Isabel Zendal.

Según el PP madrileño, era el deseo de Schinas. Sin embargo, la Comisión Europea ha matizado esta información. En la cuenta de Twitter de prensa de la Comisión Europea, precisan que la agenda de la visita está acordada con la Ministra de Sanidad de España. Añadían que el vicepresidente está "encantado" de que Darias pueda acompañarle.

Con la gravedad de la situación que atraviesa el mundo, Bruselas pretende no entrar en una guerra entre distintos ámbitos de la administración en España y explica que Schinas ha visitado centros nacionales de vacunación en sus viajes institucionales en los Estados miembros, siempre con la debida participación de los gobiernos nacionales.

Visita al Zendall

Lo que sí es cierto es que el gobierno de Isabel Díaz Ayuso quería que el vicepresidente de la Comisión visitará el Zendal este lunes y atribuye a la negativa del Gobierno central la decisión de optar por otro centro de vacunación distinto. El Gobierno central todavía a media tarde del domingo 28 de marzo no había especificado en la agenda del Gobierno qué hospital va a visitar el representante de la Comisión, pero ha conseguido su objetivo principal de no dar una baza de cara a las elecciones a la presidenta de Madrid.

Ayuso no va a poder lograr así el apoyo internacional que buscaba con la visita de Schinas a su decisión de levantar el hospital Isabel Zendal con el que ha pretendido rebajar la enorme presión que sufrían los demás hospitales de la Comunidad de Madrid por los afectados por la Covid 19.

Aunque puede aparecer como una cuestión menor, esta nueva muestra de las diferencias entre las administraciones españolas no es buena para afrontar todo lo que queda todavía para recuperar la normalidad.

Desde el ámbito empresarial se confía mucho en el encuentro que van a mantener con Schinas a propuesta de la propia CEOE. Su presidente, Antonio Garamendi, mantendrá previamente un encuentro a solas con el vicepresidente de la Comisión. Quiere transmitirle el empeño y la disposición de la patronal española para poner todo el entramado empresarial español a disposición de la aplicación del Fondo de Recuperación.

Aunque Garamendi es consciente del compromiso del Ejecutivo con los gobiernos de las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos a los que el Gobierno ha prometido la parte del león de los fondos, la CEOE va a mantener su idea de que la modernización de la economía española, uno de los ejes principales de los fondos europeos, no se puede hacer sin la mediación de quienes tienen las empresas en España.

Desde la patronal argumentan que están del lado del Ejecutivo comunitario. Su vicepresidente, Valdis Dombrovskis, pedía la colaboración del empresariado europeo la pasada semana en su comparecencia ante el Consejo Económico y Social para el mejor aprovechamiento de los 750.000 millones de los Fondos Next Generation EU.

Dombrovskis volvió a recordar que los recursos están vinculados al cumplimiento de condiciones muy concretas, entre ellas el respeto a la división de poderes y la libertad de elección educativa del sistema democrático.

Aunque la patronal no quiere convertir sus profundas discrepancias con la Ley Celaá de Educación en otro motivo público de debate, sí quieren transmitirles sus diferencias con el modelo aprobado. Además de considerar que puede poner en riesgo una parte de la financiación de la educación privada, están convencidos de que provocará el efecto contrario del que se busca, pues dificultará todavía más el acceso a los mejores centros de educación de quienes menos recursos tengan.

Artículos relacionados