BOLSA

Aena, objetivo cero emisiones

El com­pro­miso de al­canzar la neu­tra­lidad de car­bono en 2026 y el nivel de cero emi­siones en 2040 lle­vará a la ad­mi­nis­tra­dora de ae­ro­puertos es­pañoles Aena a im­pulsar sus in­ver­siones hasta cerca de 550 mi­llones de euros a lo largo de esta dé­cada. Aquí todos son in­ver­siones y ob­je­tivos a veinte años...

Un nuevo plan de acción climática que presentará a la junta de accionistas a finales de abril con el fin de que las emisiones por pasajero asociadas a las propias operaciones del gestor aeroportuario se reduzcan en un 94% en 2030.

Con este proyecto destinado a desarrollar la estrategia de cambio climático asumida por la compañía en 2018, se pretende conseguir un mayor alcance a la hora de "impulsar las mejoras en sostenibilidad del sector del transporte aéreo, implementando iniciativas con un impacto más allá de las operaciones propias".

El objetivo de Aena es "actuar como tractor del sector" y promover la introducción de un 78% de vehículos y equipos de gestión en tierra sostenibles en 2030, además de impulsar reducciones adicionales asociadas a las aerolíneas.

El plan contará con mecanismos internos de supervisión con el fin de garantizar su desarrollo y un seguimiento periódico de las iniciativas. En este sentido, Aena ha destacado que la consecución de estos objetivos compete a todas las direcciones de la compañía.

Dentro del marco de las metas presentadas, Aena busca asegurar un 100% de electricidad verde autoconsumida en 2030. Para ello prevé la generación de electricidad procedente de fuentes renovables dentro de su plan fotovoltaico de 975 gigavatios hora al año disponibles en 2026. Al tiempo, desarrollará un proyecto piloto de sustitución de dos grupos electrógenos por pilas de hidrógeno en Barcelona en 2023.

Por último, el gestor de los aeropuertos españoles se ha fijado como meta alcanzar un 90% de energía verde de climatización consumida con la generación a través de geotermia en tres aeropuertos en 2026 y la producción de biogás en el de Madrid el mismo año. Asimismo, comprará electricidad de energías limpias y combustibles sostenibles para la climatización sustituyendo el uso de combustibles fósiles por verdes en calderas y en la planta de cogeneración de Madrid.

Una clara apuesta por la sostenibilidad que todavía no está recogiendo en el mercado. Las acciones de Aena pierden más de un 5% desde principios de año, deslizándose hacia la parte baja de su actual tendencia lateral. Después de chocar con la resistencia que encuentra sobre los 150 euros, los expertos confían ahora en un próximo rebote a corto plazo sobre el suelo de los 130 euros. De perder este nivel, tendría un mayor margen de caída hasta los 125 euros sin comprometer en exceso este movimiento lateral.

Artículos relacionados