COSAS DE LA VIDA

Madrid, la única española entre las ciudades más saludables del mundo

Helsinki, en Finlandia, es la ciudad fa­mi­liar más apro­piada por su alto ín­dice de fe­li­cidad

Madrid, ciudad saludable.
Madrid, ciudad saludable.

Quienes tengan pen­sado mu­darse a otra ciudad para formar una fa­mi­lia, deben estar se­guros de que esta sea la más ade­cuada para la crianza de los hi­jos. Ello pasa por con­si­derar una serie de as­pectos como el coste del cui­dado de los hi­jos, el ín­dice de fe­li­cidad de la po­bla­ción, los ni­veles de con­ta­mi­na­ción, la ca­lidad de vida o la tasa de cri­mi­na­lidad por ha­bi­tante. De las mu­chas ciu­dades del mundo ana­li­zadas en un es­tudio sobre la mejor ciudad para criar hi­jos, solo una ciudad es­pañola, Madrid, logra en­trar en la cla­si­fi­ca­ción, con va­lores me­dios en todas las ca­te­go­rías en com­pa­ra­ción con las otras ciu­dades de la lista y uno de los costes de cui­dado de los niños más bajos (solo 140,31 euros al mes).

Un nuevo estudio realizado por la empresa británica CIA Landlord revela que Helsinki es la ciudad más saludable para las familias, seguida por Oslo y Berna. Helsinki se ubica como la ciudad más saludable para las familias, al combinar métricas sobre felicidad, calidad de vida, tasa de criminalidad, contaminación y el coste del cuidado infantil por mes.

Helsinki tiene un índice de felicidad alto de 7.8 sobre 10, junto con una tasa de criminalidad baja de 23 sobre 100 y unos niveles de contaminación bajos de 15 sobre 100. El coste del cuidado de los niños también se ubica como uno de los más económicos del estudio con 234,56 euros por mes.

La ciudad de Oslo, en Noruega, ocupa el segundo lugar en el estudio, con resultados similares a los de Helsinki en cuanto a calidad de vida, tasa de criminalidad y contaminación. Con un promedio de 329,78 euros mensuales destinados al cuidado de los niños, la ciudad sigue siendo asequible en comparación con Berna y Ottawa.

Pero quizás al momento de tomar una decisión pueden pesar más otros factores como la cantidad de escuelas, el número de actividades al aire libre disponibles o el coste asociado al alquiler o al pago de los servicios básicos. En este caso la lista varía, y Reikiavik, en Islandia, pasa a ocupar la primera posición.

Reikiavik ocupa un lugar destacado en cuanto a calidad de vida con una puntuación de 178. A esto se suman una gran cantidad de actividades al aire libre, y una tasa baja de delincuencia, que la convierten en la ciudad perfecta para formar una familia.

Lisboa sigue a Reikiavik en segundo lugar, con 480 actividades al aire libre, bajos niveles de criminalidad y costes de alquiler y facturas mensuales asequibles de 1.393,45 euros por un apartamento de tres habitaciones en el centro de la ciudad.

Si la elección de las escuelas es un aspecto al cual se le da prioridad, Ottawa tiene 143 dentro de su área metropolitana, 17 más que Wellington.

Metodología

Con el fin de revelar cuál era la mejor ciudad para criar una familia, recopilamos datos sobre áreas clave que serían importantes para los padres. Las métricas incluyeron: calidad de vida, índice de criminalidad, número de atracciones, número de actividades al aire libre, número de escuelas locales, niveles de contaminación, alquiler mensual de un apartamento de tres habitaciones, coste de cuidado infantil mensual y coste de facturas mensuales. Las ciudades se clasificaron en función de estas métricas para determinar qué ciudad era la mejor ubicación para formar una familia.

Artículos relacionados