BOLSA

Codere, escasa confianza en su juego

El sector del juego man­tiene un di­fícil equi­li­brio de ren­ta­bi­lidad en medio de una cre­ciente le­gis­la­ción en contra y una des­pia­dada com­pe­tencia que está dando lugar a un pro­fundo pro­ceso de con­cen­tra­ción en Europa. La si­tua­ción de Codere no es ajena a este de­li­cado es­ce­nario de ope­ra­ciones que le está pa­sando una gra­vosa fac­tura en el mer­cado.

Una de las consecuencias ha sido una nueva rebaja de su calificación por parte de la Standard & Poor's. La agencia de medición de riesgos recortó la semana pasada la nota de la empresa española de juegos de azar, así como la de tres de sus emisiones de bonos, dos de ellas sénior y otra súper sénior, todas ellas dentro de la categoría de "bono basura".

Se trata, por un lado, de la calificación corporativa de la empresa de juegos de azar y de una emisión de bonos senior garantizados de 500 millones de euros y otra de 300 millones de euros, todas rebajadas de CCC a CC, dentro del "bono basura". S&P ha empeorado también la nota de otra emisión de bonos de la compañía, esta de títulos súper sénior, de 250 millones de euros, en dos escalones, de CCC+ a CCC-.

Codere registró unas pérdidas netas 236,6 millones en 2020, casi cuatro veces más que en el ejercicio anterior, debido a los cierres de establecimientos de juego a causa de la pandemia de covid y, en menor medida, a la devaluación de las divisas de los países donde opera.

De este modo, su cotización no logra levantar cabeza. El valor pierde cerca de un 4% en lo que va de año para poner en riesgo el suelo que encuentra en los 1,2 euros por acción. En cualquier caso, por ahora los operadores ven a la compañía más cerca de los mínimos absolutos del año pasado que de un posible rebote.

Artículos relacionados