El grupo suizo au­mentó su re­sul­tado ope­ra­tivo un 72,8% por en­cima de los 334 mi­llones de euros

SIX afianza su liderazgo gracias a BME

La con­tri­bu­ción del gestor de los mer­cados es­pañoles a los re­sul­tados del grupo ha sido no­table

BME
BME

Hay ne­go­cios que dan re­sul­tados prác­ti­ca­mente in­me­dia­tos. Tal es el caso de la ad­qui­si­ción de BME el pa­sado año por el grupo suizo SIX, que ha de­mos­trado ser todo un éxito, im­pul­sado la ren­ta­bi­lidad y la com­pe­ti­ti­vidad del gestor suizo de bolsas y mer­ca­dos. La po­si­tiva ex­pe­riencia alen­tará al grupo fi­nan­ciero suizo a se­guir rea­li­zando nuevas in­ver­siones en in­fra­es­truc­turas y tec­no­logía con el ob­je­tivo de me­jorar su es­ta­bi­li­dad, la se­gu­ri­dad, la fia­bi­lidad y su efi­cien­cia.

La contribución del gestor de los mercados españoles a los resultados del grupo al cierre de 2020 ha sido notable. Así lo ha reconocido Jos Dijsselhof, CEO de SIX en la conferencia anual virtual celebrada con los medios de comunicación. Desde la finalización de la transacción en junio hasta finales de diciembre, BME ha aportado196,6 millones de francos suizos, algo más de 178 millones de euros, a los ingresos de explotación de SIX.

El 40% del volumen anual de ingresos de BME correspondió en el 2020 al negocio de acciones, el 24% a «Market Data y servicios de valor añadido» y el 21% a «Liquidación y registro». El número de transacciones bursátiles interanual aumentó en un 50%. Un crecimiento motivado en gran medida por la alta volatilidad derivada de la pandemia. El pasado ejercicio, registró una nueva incorporación a Bolsa y nueve nuevas empresas en el mercado BME Growth.

Estas cifras han ayudado a impulsar los ingresos totales de SIX hasta los 1.376 millones de francos suizos, unos 1.248 millones de euros al cambio, un 21,8% superior respecto al ejercicio anterior.

De este modo, el beneficio consolidado del grupo ha sido de 439,6 millones de francos suizos, algo menos de 400 millones de euros, impulsado por el resultado operativo antes de intereses, impuestos y amortizaciones (Ebitda), que ha sido de 368,9 millones de francos suizos, 334 millones de euros, un 72,8% más que en igual período del ejercicio anterior.

Debido al elevado resultado financiero neto, el resultado antes de intereses e impuestos (Ebit) ha aumentado a 516,6 millones de francos suizos, 468 millones de euros. “Unos resultados históricos para la firma suiza, a pesar de las desafiantes condiciones del mercado por la covid” ha apuntado Jos Dijsselhof.

También ha contribuido a estas cifras la fuerte contribución de la unidad de negocio de Securities & Exchanges del grupo que ha experimentado un crecimiento del 11,7%, apoyada por el hecho de que SIX tuviera una cuota de mercado de casi el 100% en la negociación de acciones suizas, debido a la continuada suspensión de la equivalencia de la UE.

En el mercado primario, la Bolsa suiza registró dos operaciones bursátiles y realizó numerosas emisiones de bonos con un crecimiento del 13,2% respecto al año anterior). Todo ello demuestra la gran capacidad de financiación de la Bolsa suiza, incluso en tiempos de incertidumbre en los mercados.

A ello se ha sumado también, tal y como ha apuntado Daniel Schmucki, Director Financiero de la compañía, la positiva evolución del resultado financiero neto no operativo de SIX por valor de 273,8 millones de francos suizos, 248 millones de euros, considerablemente superior al del año anterior.

Avance motivado, por la venta de 10,1 millones de acciones de Worldline (5,5% del capital de Worldline), así como por la adquisición por parte de Worldline del proveedor de servicios de pago Ingenico mediante la emisión de nuevas acciones, lo cual ha tenido un efecto positivo en el resultado financiero de SIX, gracias a una mayor valoración de las acciones de Worldline restantes en posesión del grupo financiero. Pese a la reducción de su participación en esta sociedad desde el 21,8% en 2019 hasta el 10,7% actual, esta sociedad sigue siendo la mayor participación de SIX.

La unidad de negocio Financial Information ha generado 365,7 millones de francos suizos, es decir, el 26,6% del total de los ingresos de explotación y, debido a los efectos negativos del tipo de cambio, quedó ligeramente por debajo del ejercicio anterior (-0,7%). Sin el efecto del tipo de cambio, los ingresos de explotación de la unidad de negocio hubieran sido superiores a los del año anterior.

En el negocio de índices, también ha destacado Daniel Schmucki, SIX “ha podido obtener nuevos clientes”, entre otras cosas por la aceptación cada vez mayor de Saron, el índice alternativo al Libor calculado por el grupo.

Con 185,9 millones de francos suizos, los ingresos de explotación de la unidad de negocio Banking Services cayeron ligeramente con respecto a los de 2019 (-0,9%). El comportamiento de pagos de los consumidores cambió significativamente en 2020 debido a la pandemia, desplomando las retiradas de dinero en efectivo y los pagos con tarjetas de débito en torno al 50% y el 30%, respectivamente.

Un descenso compensado por el aumento de las soluciones de pago electrónico y digital. Otro hito destacable, según Schmucki, “ha sido la exitosa instalación en 2020 de un software de múltiples vendor estandarizado en un total de casi 6.000 cajeros automáticos en Suiza y en Liechtenstein que ha supuesto culminar con éxito un importante proyecto de varios años”.

Gracias a estas cifras, el consejo de administración ha propuesto el pago de un dividendo ordinario de 4,3 francos suizos por acción frente al abonado el ejercicio anterior de 3,9 por el mismo concepto.

Pese a los notables resultados alcanzado, SIX no quiere dormirse en los laureles y mantiene en alto todas las iniciativas de crecimiento orientada hacia el futuro con el fin de consolidar su posición de liderazgo en el sector. Para ello seguirá buscando y analizando nuevas oportunidades de crecimiento orgánicas y opciones de adquisición o de asociación en todos los sectores de mercado y apostando fuertemente por las inversiones en tecnología.

Paralelamente a su enfoque en el crecimiento, el grupo suizo va a seguir impulsando en 2021 la integración de BME con el fin de beneficiarse lo antes posible de los efectos esperados de escala y de sinergias previstas.

Como ha recordado Jos Dijsselhof, CEO de SIX en la conferencia anual virtual celebrada con los medios de comunicación, “el mandato y la misión principal de SIX sigue siendo proporcionar a sus accionistas y clientes servicios de infraestructura altamente fiables y eficientes, para garantizarles estabilidad y un acceso óptimo a los mercados de capitales, así como apoyar a los bancos en su transformación digital”.

Artículos relacionados