Integración de las em­pre­sas, sobre todo las py­mes, como clave para ganar po­si­ción de mer­cado

Sernauto reclama una estrategia país para la automoción que mantenga su competitividad

José Portilla: im­pres­cin­dible el apoyo de la Administración en in­ver­siones y en I+D+I

José Portilla, Sernauto.
José Portilla, Sernauto.

La pan­demia ha de­jado to­cado al sector pro­vee­dores de la au­to­mo­ción y por ello, según el di­rector ge­neral la Asociación Española de Proveedores de Automoción (SERNAUTO), José Portilla, “ante la si­tua­ción en que se en­cuentra es in­dis­pen­sable contar con una es­tra­tegia país para la au­to­mo­ción, más aún en estos mo­mentos de in­cer­ti­dumbre y re­ce­sión eco­nó­mica. Si antes era im­por­tante, ahora se ha con­ver­tido en una obli­ga­ción si que­remos man­tener el li­de­razgo es­pañol a nivel glo­bal".

En declaraciones a CM, Portila asegura que "no hay que olvidar que somos el 2º país europeo productor de vehículos y el 9º a nivel mundial, pero en una industria tan competitiva como ésta, el partido se juega día a día y puedes perder tu posición de un momento a otro.”

Portilla afirma que “como industria global que somos, la pandemia nos ha afectado muchísimo. Además, nuestros principales mercados, como son Francia o Alemania, también se han visto seriamente afectados, con el impacto que ello tiene en nuestra actividad. Según nuestras estimaciones, calculamos que en 2020 se haya producido en el sector una caída sin precedentes a consecuencia fundamentalmente de la pandemia, de entre un 14 % a un 18% de facturación, y de entre un 6% y un 8% en empleo”

Para hacer frente la situación de crisis global, Sernauto ha elaborado una Agenda Estratégica 2025 para apoyar, añade, “no solo la recuperación del sector sino también la transformación industrial y tecnológica en la que se encuentran inmersos los proveedores de automoción. Será nuestra hoja de ruta para los próximos 5 años.”

El director general de Sernauto, “una de las palancas identificadas es el crecimiento de tamaño de las empresas, sobre todo en el caso de las pymes, para que de esta manera ganen posición competitiva por el aprovechamiento de sinergias y economías de escala. Además, la pandemia ha acelerado la colaboración entre diferentes organismos como los Centros Tecnológicos y las empresas, y la suma de conocimiento y buen hacer sin duda redundarán positivamente en el sector en su conjunto.”

Nueva movilidad

Portilla afirma que “si algo caracteriza a la industria de proveedores de automoción es su fuerte apuesta por la I+D+I, lo que le permite estar en constante evolución tecnológica para poder satisfacer las necesidades de sus clientes, los fabricantes de vehículos y, en definitiva, del mercado. Nuestras empresas llevan ya tiempo trabajando en los componentes para la nueva movilidad, más ligeros, más eficientes, más tecnológicos y conectados, que ya incorporan los vehículos más recientes que se comercializan hoy en el mercado”.

Para llevar a cabo este esfuerzo en investigación, “siempre reclamamos: un mayor apoyo de la Administración a la I+D+I que realizan las empresas pues es una de las principales palancas de competitividad. Es lo que les permite mantenerse en la vanguardia tecnológica y seguir siendo elegidos por sus clientes. Además, apoyar la I+D+I es pensar en el futuro del país, en talento, en empleos de calidad… En los últimos cinco años, los proveedores de automoción instalados en España han invertido más de 7.000 M de euros en investigación. Cada año el sector invierte en I+D+i el 4% de su facturación, es decir, el triple que la media industrial. Y la previsión es que se siga en la misma línea.”

Internacionalización

“La internacionalización es otra de las palancas clave para el sector. Como entidad reconocida por el ICEX España Exportación e Inversiones para la promoción internacional del sector, seguiremos coordinando el Plan Nacional de Internacionalización y apoyando la expansión de nuestras empresas tanto a mercados tradicionales como a nuevos mercados. De otra parte, algunas de las medidas contenidas en la Agenda Estratégica tratan de promover ese marco jurídico, fiscal, laboral y regulatorio, como indicaba antes, que facilite la inversión de capital extranjero en nuestro país”

Las empresas de componentes en España facturan en torno a los 36.000 millones de euros, el 60% destinado a exportación a más de 170 países en los 5 continentes.

Fondos europeos

La Plataforma Tecnológica Española de Automoción y Movilidad – Move to Future (M2F), que coordina SERNAUTO, ha presentado Manifestaciones de Interés para proyectos que suman inversiones de 5.300 millones.

Según el director general de Sernauto, “son una oportunidad histórica para apoyar, de una forma real y decidida, la cadena de valor de automoción con la que contamos en nuestro país. Una cadena de valor conformada por más de 1.000 empresas. En los proyectos que estamos presentando a las diferentes Manifestaciones de Interés que han lanzado los Ministerios, están involucradas más de 80 entidades de todo tipo (grandes empresas, pymes, centros tecnológicos, organismos públicos de investigación…), destacando la participación de más de 20 pymes. Que los fondos europeos apoyen estos proyectos impactaría significativamente en toda la cadena de valor de automoción y, por ende, a miles de personas y familias que vivimos por y para el sector.”

Añade que “debemos aprovechar los fondos europeos de recuperación no solo para garantizar la supervivencia del sector de automoción post-COVID, sino también para apoyar a las empresas en la transformación industrial y tecnológica en la que están inmersas, con una clara visión de futuro y como refuerzo de nuestro posicionamiento global”

Incertidumbre regulatoria

Otro objetivo es eliminar de la incertidumbre regulatoria, según Portilla, “siempre hemos defendido, y lo volvemos a hacer en la nueva Agenda Estratégica, la necesidad de contar con un marco normativo y jurídico estable, que facilite la inversión nacional y la extranjera en nuestro país, sin disruptivos cambios regulatorios y fiscales, y que España siga siendo percibido como un país “amigo” para el sector de la automoción y los fabricantes de vehículos y componentes.”

Artículos relacionados