BOLSA

Grifols busca el resurgir de la acción

Después de ha­cerse con apro­xi­ma­da­mente el 44% del ca­pital de GigaGen en 2017 y tras com­probar todo su po­ten­cial, Grifols ha de­ci­dido ad­quirir el resto de las ac­ciones de la com­pañía. Para ello pa­gará un precio de 80 mi­llones de dó­la­res, algo más de 67 mi­llones de euros por el 56% fuera de su con­trol, y libre de deuda tras va­lorar el total la com­pañía en unos 120 mi­llones de eu­ros.

La mitad del precio se ha abonado al momento del cierre de la operación y el resto será satisfecho en el plazo de un año desde el cierre. Grifols pasa a tener el control total de GigaGen, una empresa biotecnológica estadounidense, con sede en San Francisco, especializada en el descubrimiento y desarrollo temprano de medicamentos bioterapéuticos recombinantes.

La investigación de esta sociedad se centra en el descubrimiento de nuevos tratamientos biológicos basados en anticuerpos derivados de millones de células del sistema inmune obtenidas de donantes.

Entre los diversos proyectos de investigación internos del grupo destaca el desarrollo de la primera inmunoglobulina recombinante del mundo y una cartera de terapias inmuno-oncológicas. De este modo, aporta una cartera diversificada de proyectos de desarrollo de anticuerpos policlonales recombinantes.

Eso incluye también una inmunoglobulina hiperinmune recombinante para el tratamiento de la covid que se espera pueda ser evaluada en un ensayo en fase I en Estados Unidos esta misma primavera después de la reciente aprobación de su solicitud como ‘Investigational New Drug’ (IND) por la Food and Drug Administration (FDA).

Grifols asegura que esta adquisición se encuentra alineada con su estrategia de I+D+i, basada en un enfoque integral que incluye proyectos propios y a través de compañías participadas para apoyar proyectos de investigación complementarios a su actividad.

Con esta compra, el laboratorio busca contener también la merma de su cotización en Bolsa. En lo que va de año pierde un18%. Este retroceso acentúa aún más la profunda tendencia bajista desde los máximos de hace un año en cerca de 34 euros por acción que le ha llevado ahora a poner en riesgo el suelo de los 19 euros. Con todo, los analistas siguen confiando en la solidez de la compañía y consideran que su nivel actual presenta una excelente oportunidad de compra.

Artículos relacionados