Bankia es el más re­za­gado en la me­jora tras su pro­ceso de fu­sión con CaixaBank

Los bancos españoles esquivan los recelos del BCE y se revalorizan un 19% en el año

Sabadell y Bankinter en­ca­bezan la me­jora con el ca­talán casi du­pli­cando su valor

Presentación resultados Sabadell 2019.
Presentación resultados Sabadell.

Ni unos re­sul­tados anuales en 2020 nada vis­tosos ni las úl­timas de­ci­siones del Banco Central Europeo (BCE) para frenar la subidas de los in­tereses de la deuda, que han cas­ti­gado en la úl­tima se­sión al sec­tor, han im­pe­dido que los aún seis bancos que co­tizan en el se­lec­tivo se hayan ano­tado una re­va­lo­ra­ción media del 19% desde pri­meros de año. Sabadell y Bankia son la cara y la cruz, a pesar de la di­ver­gente evo­lu­ción de sus pro­cesos de fu­sión.

Los principales bancos españoles, aquellos que aún cotizan en el Ibex 35, se han granjeado el beneplácito de los inversores, a tenor de cómo se ha incrementado de media en un 19% su revalorización desde primeros de año y justo cuando se produjo el desplome de todos los valores con el estado de alarma por la pandemia.

Estas mejoras han sido posibles, incluso, con las últimas decisiones tomadas por el Banco Central Europeo (BCE), para contener la escalada en los intereses de la deuda que podrían haber alimentado el apetito de los inversores por el sector bancario.

Las potenciales fusiones o las que ya se han aprobado por parte de las entidades interesadas tampoco parecen haber pesado en el interés de los inversores a la hora de elegir al banco preferido para sus apuestas, con independencia de los resultados anuales conseguidos por cada uno de ellos.

Prueba de ello es que el Sabadell, tan sólo por detrás de Bankinter (28,66%), se anota la mayor revalorización en Bolsa, con un incremento del 27,71% desde inicios del año a pesar de que beneficio en el pasado ejercicio fue casi cero y de los cambios en la primera línea directiva de la entidad con un nuevo consejero delegado, César González-Bueno.

El Sabadell presidido por José Oliu rompió las negociaciones con el BBVA de Carlos Torres por las diferencias de precio en la operación. El grupo con sede social en Alicante y de origen en Cataluña es el que registra la menor capitalización en la actualidad, 2.544 millones de euros, y sigue en el punto de mira ante cualquier operación corporativa.

En contraposición, Bankia se muestra como el valor bancario en Bolsa con una menor revalorización, aunque esta sea de un 14,22% y una capitalización superior a los 5.000 millones de euros. El grupo nacionalizado y presidido por José Ignacio Goirigolzarri ya ha aprobado su integración en CaixaBank, que se revaloriza un 16,66% en lo que va de año pese a haber presentado los mejores resultados anuales.

Casi a la par

Los dos grandes grupos bancarios españoles, Santander y BBVA, muestran una evolución paralela en Bolsa, con unas revalorizaciones en torno al 15%, aunque con un peso mayor por capitalización por parte del grupo presidido por Ana Botín (50.626 millones de euros, frente a los poco más de 31.000 millones de la entidad encabezada por Carlos Torres).

Pese a la mejora registrada, la mayoría de los bancos aún están muy por debajo de la cotización que llegaron a tener en sus mejores momentos. La limitación del pago de dividendos por parte del BCE, tan sólo parcialmente levantado en los últimos tiempos, también habría pesado en su evolución bursátil.

Así se han lamentado la mayoría de los máximos responsables de la banca española desde el momento en el que el supervisor prohibió el reparto de dividendos de las entidades para preservar sus niveles de capital que les permitiera canalizar financiación a empresas y particulares ante la delicada situación derivada de la pandemia.

Algunos analistas consideran que el repunte registrado en Bolsa por parte de los bancos también responde a los bajos niveles en los que había entrado el sector financiero, lo que ha permitido la entrada ahora de inversores que han aprovechado precios "casi a derribo" y la perspectiva de un mayor rendimiento, así como la recuperación de unos dividendos esperados.

Artículos relacionados