LA SEMANA BURSÁTIL

La bolsa se redime en febrero

Un mes de enero para ol­vi­dar. Pero en fe­brero las bolsas es­pañolas han lo­grado re­po­nerse por los re­sul­tados em­pre­sa­ria­les. El ín­dice Ibex 35 ha subido un 0,9% en las cinco úl­timas se­siones para ce­rrar el mes con un alza del 6%, hasta los 8.225 pun­tos, que le acerca hacia la si­guiente re­sis­tencia sobre los 8.500 pun­tos.

En el año, el selectivo acumula un alza cercana al 2% rebajando los malos augurios iniciales. Las estadísticas de las últimas tres décadas apuntan a que en más del 60% de las veces que el mercado ha registrado pérdidas en enero acaba cerrando el ejercicio a la baja. Este cambio de sensaciones se ha producido en medio de una temporada de resultados mucho más positiva, en general, de lo que se temía.

Este factor ha venido acompañado de una menor presión en la pandemia y una aceleración en el proceso de vacunación mundial que ha permitido elevar las expectativas de los próximos meses, en especial en el sector turístico.

Entre tanto, y a la espera de las reuniones en las próximas semanas, los grandes bancos centrales han reafirmado su determinación por apoyar la recuperación de la economía y del mercado laboral. Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal, ha asegurado que no empezará a endurecer su política de relajación monetaria mientras no haya muestras de una clara mejora de la actividad.

Las buenas cifras de peticiones semanales de desempleo y el crecimiento del PIB del 4,1%, una décima más de lo apuntado en la primera estimación, parecen confirmar que la economía norteamericana va por buen camino. Sin embargo, el ataque aéreo de Estados Unidos contra Siria ha ensombrecido el panorama en los mercados financieros internacionales.

Los operadores han mostrado un cierto temor a un cambio demasiado drástico en la política exterior de Estados Unidos. A este nerviosismo ha contribuido también la preocupación por el aumento de las rentabilidades de los bonos en Estados Unidos, obligando a tomar medidas de reducción de posiciones en activos de mayor riesgo.

Aunque estas tensiones podrían afectar a la renta variable; de momento, la situación parece bajo control. Todo ello lleva a pensar a los analistas a que las bolsas españolas continuarán los avances a corto plazo hasta tantear los siguientes niveles de resistencia en las próximas semanas.

Calendario semanal de Bolsa

Los datos de actividad, de productividad y, sobre todo, los de empleo centrarán la atención de los inversores a lo largo de los próximos días a la espera de las reuniones de los grandes bancos centrales en las dos siguientes semanas.

Hoy lunes, primer día de mes, de dará a conocer las ventas al por menor en Alemania, así como una importante batería de indicadores de los gestores de compra (PMI) del sector manufacturero en el Reino Unido y la Zona Euro. En Estados Unidos se esperan los índices PMI e ISM manufactureros y los gastos de construcción.

La sesión del martes estará marcada por las cifras de paro en Japón y Alemania junto al IPC armonizado de la Zona Euro. La inflación se ha convertido en los últimos meses una de las grandes preocupaciones del mercado ante las políticas expansivas de los grandes bancos centrales.

El miércoles, la atención volverá a focalizarse en los indicadores de PMI del sector servicios en China, Reino Unido y la Zona Euro. Desde Bruselas también llegarán los precios de producción. Al otro lado del Atlántico, además de los indicadores de actividad no manufacturera se publicarán el índice hipotecario MBA, la encuesta privada de creación de empleo ADP y el libro Beige, informe de coyuntura de la economía norteamericana.

En la agenda financiera internacional del jueves destaca las cifras de paro y las ventas al por menor en la Zona Euro. En Estados Unidos se publicarán los datos de productividad, costes laborales y los pedidos a fábrica, junto a las habituales peticiones de desempleo que en las últimas semanas vienen mostrando una rápida recuperación del mercado laboral.

La semana bursátil se cerrará el viernes con los pedidos industriales en Alemania y las cifras de crédito al consumo y la balanza comercial en Estados Unidos, aunque todas las miradas se centrarán en el informe de desempleo.

Artículos relacionados