El peso del sector fi­nan­ciero en el PIB del Principado es de hasta un 20%

Andorra, un país diminuto con apenas cinco bancos que gestionan 50.000 millones

Sin el efecto Rubius, los es­pañoles re­si­dentes su­ponen el 24,6% de su po­bla­ción

Banca privada de Andorra
Banca privada de Andorra

Rubén Doblas Gundersen, co­no­cido en su casa a la hora de comer como El Rubius, ha de­vuelto al mapa de la ac­tua­lidad a Andorra por sus be­ne­fi­cios fis­ca­les. El pe­queño prin­ci­pado pi­re­naico cuanto tan sólo con cinco ban­cos, cuatro de ellos con raíz en el te­rri­to­rio, más el con­for­mado por el Sabadell en el 2000 con un grupo de em­pre­sa­rios an­do­rra­nos. Entre todos ellos ges­tionan unos 50.000 mi­llones de eu­ros, su­ponen junto al sector ase­gu­rador un 20% del PIB, pre­sumen de un ROE del 7,7% y de una sol­vencia del 17,5%. Una cuarta parte de los re­si­dentes en Andorra son es­paño­les.

Andorra se ha esforzado desde hace años en abandonar el calificativo de paraíso fiscal y su bancos se han comprometido también a una mayor transparencia respecto a las condiciones a sus clientes. Sin embargo, las decisiones de algunos jóvenes youtubers, como el conocido El Rubius (a punto de cumplir 31 años), de trasladar su residencia al Principado para mitigar el pago de impuestos, cuestiona ese esfuerzo.

Todos estos famosos recientes, junto a otros de distintas actividades (desde el deporte hasta la política), no tienen necesidad de operar con los cinco bancos que operan en el Principado. Lo curioso es que ese puñado de entidades gestionan (al cierre de 2019, según la patronal bancaria andorrana Andorran Banking) 49.713 millones de euros.

El negocio bancario, junto al asegurador, representa un 20% del PIB de Andorra, que en 2019 ascendía hasta los 2.871 millones de euros. El beneficio conjunto de todos ellos durante ese ejercicio, según los últimos datos disponibles de Andorran Banking, ascendía hasta los 112 millones de euros, con una rentabilidad (ROE) del 7,7% y una solvencia del 17,48%. Unos porcentajes envidiables antes de la pandemia, pero en eficiencia empeoran hasta un 66,5%.

Todos esos números de la banca andorrana se logran sobre una población, con datos oficiales estadísticos a cierre de 2019, de 77.543 habitantes, de los que 45.102 (un 58%) son inmigrantes. Los últimos datos a julio de 2020, los españoles residentes en el Principado eran 19.058, que, pese a un pequeño retroceso, suponían entonces un 24,6% del total de los residentes en Andorra.

Todos en España

Los bancos andorranos ya iniciaron su expansión internacional con la entrada en el mercado español y su negocio centrado sobre todo en la gestión de altos patrimonios. El último en incorporarse ha sido Vall Banc, el pasado mes de enero, de la mano de Argenta Patrimonios, y tras hacerse en 2015 con Banca Privada d'Andorra (BPA).

Precisamente, BPA tuvo que terminar en 2016 su actividad en España tras la intervención de Banco Madrid por blanqueo de capitales. Aquel turbio asunto ya encendió muchas luces de alerta para los inversores que buscaban rentabilizar sus patrimonios con la llegada a España de los bancos andorranos.

Andbank España entró hace ya casi una década con muchos bríos en el mercado español y con pretensiones de hacer frente al modelo de banca privada que tenían los bancos españoles. Según los últimos datos trimestrales de la Asociación Española de Banca (AEB), el resultado al cierre de septiembre de 2020 arrojaba unas pérdidas de 1,6 millones de euros.

Morabanc se internaba con una agencia de valores en Cataluña bajo la marca de MoraWealth. Por su parte, Crèdit Andorra se hacía con Banco Alcalá en 2011, con un resultado positivo de 1,13 millones al cierre de septiembre, según las estadísticas de la AEB. El pasado 20 de noviembre, la denominación de Banco Alcalá cambió a Creand Wealth Management.

Al margen de su presencia en España, los cuatro bancos familiares andorranos tienen presencia en otros mercados sobre los que los malpensados pudieran sospechar. Luxemburgo, Mónaco, Panamá o Suiza figuran en su mapa de diversificación geográfica.

BancSabadell D'Andorra, por su parte, lleva dos décadas operando en el Principado y "hace banca para andorranos", apuntan fuentes oficiales del grupo presidido por José Oliu.

Estas mismas fuentes afirman que están cómodos con su participación del 49% ya que su contribución es "positiva a la cuenta de resultados" y "no está prevista ninguna desinversión", a pesar del nuevo plan estratégico en diseño por el nuevo consejero delegado, César González-Bueno.

Capitalmadrid.com ha intentado actualizar los últimos datos disponibles con Andorran Banking y la situación conjunta de sus cinco bancos durante el 2020 marcado por la pandemia. Sin embargo, la patronal bancaria andorrana no ha respondido a las preguntas de este medio.

Artículos relacionados