Monitor de Consumo Bancario

También para cré­ditos al con­sumo con­tra­tados por par­ti­cu­lares y por em­presas del Turismo y el Transporte

El Gobierno resucita la moratoria hipotecaria pero solo para familias y empresas vulnerables

Desempleados, au­tó­nomos y fa­mi­lias con bajos in­gresos de­berán acre­ditar una si­tua­ción crí­tica por el Covid-19

Créditos Hipotecarios.
Créditos Hipotecarios.

Se han cum­plido los au­gu­rios y el Gobierno ha ce­dido ante lo inevi­ta­ble, apro­bando una nueva mo­ra­toria hi­po­te­caria de nueve meses que su­cede a la que ya se puso en fun­cio­na­miento du­rante la pri­mera ola de la Covid-19. La me­dida, anun­ciada por la por­tavoz Nadia Calviño, se ex­ten­derá tam­bién a los cré­ditos al con­sumo que vin­culen a per­sonas vul­ne­ra­bles. El plazo para rea­lizar la so­li­citud con­cluirá el 30 de marzo.

Las duras medidas restrictivas tomadas para paliar las trágicas consecuencias de la tercera oleada vírica de la pandemia han dejado a miles de familias en la estacada, incapaces de pagar sus préstamos. El pasado 18 de enero, Calviño adelantó que "en breve" se reimplantaría el sistema de moratorias en el pago de hipotecas y créditos aprobado tras el estallido del Coronavirus.

Ya entonces, la portavoz del Ejecutivo puntualizó que los aspirantes a acceder a las prórrogas deberían acreditar haberse quedado en desempleo o sufrir una drástica reducción de ingresos como consecuencia de la situación sanitaria.

Los beneficiarios

En concreto, y según fue confirmado el martes, podrán acogerse aquellos que vinculados a un préstamo hipotecario para adquirir su vivienda habitual, el local donde desarrollan su actividad profesional. También quedan cubiertos quienes estén pagando la hipoteca de un inmueble que hayan puesto en alquiler, siempre y cuando el arrendatario haya dejado de pagar a causa de la pandemia.

Se deberá demostrar una situación de vulnerabilidad, que requiere una serie de requisitos: el solicitante debe acreditar que se ha quedado en el paro a causa de la excepcionalidad de la coyuntura sanitaria; y en el caso de los trabajadores por cuenta propia, haber registrado un desplome de un 40% de sus ventas, como mínimo.

Asimismo, los ingresos de su unidad familiar en conjunto durante el mes anterior a la solicitud deberán ser inferiores a los 1.694,70 euros, o lo que es lo mismo, el indicador público de renta de efectos múltiples (Iprem) multiplicado por tres. Este máximo aumenta 0,1 veces por cada hijo a cargo (0,15 si es familia monoparental), por cada miembro de la familia mayor de 65 años y por cada miembro discapacitado.

Las empresas de Turismo o Transporte que acrediten una caída en sus ventas del 40% también se podrán beneficiar de la prórroga.

Créditos al consumo

Todas aquelllas familias, trabajadores autónomos o empresas de los sectores del Turismo y el Transporte que demuestren su condición de vulnerables y tengan vigentes préstamos al consumo también podrán acogerse a la moratoria. También quedan incluidos los créditos devengados por la utilización de tarjetas de pago, 'leasing' y, en general, cualquier producto de financiación en cuotas o abonos periódicos.

Artículos relacionados