HÁBITOS DE TRABAJO

India, Emiratos Árabes Unidos, China y EEUU afron­taron más pro­blemas

Más problemas de salud mental entre directivos que empleados por la pandemia

Los tra­ba­ja­dores de la Generación Z y los Millennials se sienten más ago­tados

Directivos
Directivos

Los pro­blemas de salud mental ge­ne­rados por la pan­demia de la COVID-19 han im­pac­tado de modo di­fe­rente en los tra­ba­ja­dores en fun­ción de su ex­pe­rien­cia, edad y ubi­ca­ción geo­grá­fica, según in­dica un nuevo in­forme de Oracle y Workplace Intelligence, firma de ase­soría e in­ves­ti­ga­ción en RRHH. El tra­bajo, rea­li­zado entre más de 12.000 em­plea­dos, ge­ren­tes, res­pon­sa­bles de RRHH y di­rec­tivos en 11 paí­ses, halló que éstos úl­timos (ejecutivos de nivel C) tu­vieron que pe­lear más que sus em­pleados para adap­tarse a la nueva si­tua­ción.

Asimismo, las generaciones más jóvenes sufrieron el mayor desgaste; y que los trabajadores de India, EAU, China y Estados Unidos fueron los que, en mayor medida, han visto afectada negativamente su salud mental a causa de la pandemia.

El trabajo remoto es un desafío mayor para los ejecutivos

Los directivos son los que más han tenido que luchar para adaptarse a la realidad del trabajo remoto, y confiesan estar sufriendo más problemas de salud mental que sus empleados. Pero también se muestran más abiertos a encontrar ayuda en la inteligencia artificial (IA).

Los ejecutivos (53%) han afrontado problemas de salud mental en el lugar de trabajo en mayor medida que sus empleados (45%). Los directivos también tuvieron más dificultades para adaptarse al estilo de vida virtual: el 85% habló de problemas relevantes relativos al trabajo remoto, incluida la colaboración virtual con los equipos (39%), la gestión del incremento del estrés y la ansiedad (35%) y la falta de cultura en el lugar de trabajo (34%). Los directivos de alto nivel han mostrado un 29% más de probabilidades de experimentar dificultades para aprender las nuevas tecnologías inherentes al trabajo remoto que los empleados; una vez que se adaptaron a la nueva normalidad fueron un 26% más dados a alcanzar mayor productividad que los empleados.

Los altos cargos de empresa se muestran más abiertos a usar la Inteligencia Artificial para fortalecer su salud mental: el 73% preferiría hablar con chatbots o asistentes digitales sobre su salud mental antes que con una persona, en comparación con el 61% de los empleados.

Los directivos son un 23% más propensos a percibir los beneficios de la IA que los empleados; el 80% de estos líderes señaló que la IA ya ha ayudado a su salud mental en el entorno laboral. La Generación Z y los Millennials se están “poniendo más las pilas”, sufren más y buscan alivio en la IA

Los trabajadores más jóvenes se sienten más agotados debido a los efectos de la pandemia en su salud mental, y están abiertos a pedir ayuda a la IA.

La generación Z es más propensa a verse afectada negativamente por la pandemia que cualquier otra generación. Casi el 90% de los trabajadores de la Generación Z dijeron que la COVID-19 ha impactado negativamente su salud mental y el 94% señaló que el estrés en el lugar de trabajo también afecta su vida personal. Los trabajadores de la Generación Z son dos veces más propensos a trabajar más horas durante la pandemia que los Baby Boomers, y los Millennials son un 130% más propensos a haber experimentado agotamiento que los Baby Boomers.

Las generaciones más jóvenes son las más propensas a recurrir a la IA en busca de apoyo: los trabajadores de la Generación Z tendrían un 105% más de probabilidades de hablar sobre el estrés y la ansiedad en el trabajo con una IA que con su gerente que los Baby Boomers. El 84 % de la Generación Z y el 77% de los Millennials prefieren la tecnología antes que las personas para tratar de mejorar su salud mental.

Los trabajadores de la Generación Z son un 73% más propensos a beneficiarse de la IA en el trabajo que los Baby Boomers: el 90% de la Generación Z dice que la IA ha ayudado a su salud mental en el trabajo, mientras que el 93% querría que su empresa le proporcionase tecnología para salvaguardar su salud mental. Los empleados de distintos países están experimentando realidades diferentes

Al igual que la COVID-19, los problemas de salud mental han afectado de modo distinto a las personas en todo el mundo. Las poblaciones de India y China han sido las más afectadas, pero también se muestran más abiertan al apoyo de la IA, mientras que los trabajadores en Italia, Alemania y Japón están registrando un menor impacto.

India (89%), Emiratos Árabes Unidos (86%), China (83%) y EEUU (81%) han sido los países en los que más trabajadores han confesado que la pandemia ha afectado negativamente su salud mental. Los trabajadores de China (43%) e India (32%) también son los más agotados por el exceso de trabajo como resultado de la COVID-19.

En Italia mucho menos

Italia ha sido el país que ha informado del menor número de personas que experimentaron un impacto negativo en su salud mental debido a la pandemia (65%). El 52% de los trabajadores en Alemania dijeron que 2020 fue el año más estresante en su trabajo.

El 29% de las personas en Japón indica que no ha experimentado muchas dificultades para trabajar de forma remota o colaborar con equipos de forma virtual. En contraste, el 96% de las personas en India admite que ha sido un desafío mantenerse al día con el ritmo de la tecnología en el trabajo.

Las poblaciones de China (97%) e India (92%) son las que más abiertas se muestran a tener una Inteligencia Artificial como terapeuta. Los habitantes de Francia (68%) y Reino Unido (69%) fueron los que más dudaron en este punto. En India y China, las personas son un 33% más propensas a hablar con una AI que sus iguales en otros países. El 91% de los trabajadores indios y chinos preferirían hablar sobre el estrés y la ansiedad en el trabajo con chatbots o asistentes digitales que con su jefe.

A pesar de la demografía, los empleados necesitan ayuda de sus jefes. Es hora de dar un paso adelante

A pesar de la seniority, la edad y las diferencias geográficas, las personas de todo el mundo están de acuerdo: la pandemia ha tenido un impacto negativo en la salud mental de la fuerza laboral, y demandan ayuda.

El 78% de los trabajadores dice que la pandemia ha afectado negativamente su salud mental. El 76% de las personas cree que su empresa debería hacer más para proteger su salud mental. Al 83% le gustaría que su empresa le proporcionara tecnología para ayudar con su salud mental.

“Si profundizamos en las diferencias entre grupos demográficos y regionales, encontramos verdaderamente el impacto de la pandemia en la salud mental de los empleados”, dijo Dan Schawbel, research director, Future Workplace. “En medio de los desafíos de la pandemia, las empresas pueden aprovechar este momento como catalizador para un cambio positivo en sus organizaciones. Si bien la pandemia ha planteado la urgencia de que las empresas comiencen a proteger la salud mental de sus empleados, los esfuerzos que se hagan ahora generarán una fuerza laboral más feliz, saludable y comprometida en las próximas décadas”, comentó.

“La pandemia ha puesto la salud mental de los empleados en el centro de la atención mundial, pero también ha provocado un mayor soporte para los empleados, incluyendo el uso de tecnologías como la Anteligencia Artificial”, dijo Emily He, senior vice president, Oracle Cloud HCM. “La forma en que la pandemia ha cambiado nuestras rutinas de trabajo hace que el agotamiento, el estrés y otros problemas de salud mental estén a la orden del día. Todos nos hemos visto afectados de diferentes maneras, y las soluciones que implemente cada empresa deben reflejar los desafíos únicos de sus empleados. Pero, sobre todo, los resultados del estudio demuestran que la implementación de tecnología para mejorar la salud mental de los empleados debe ser una prioridad para todas las empresas".

Artículos relacionados