BOLSA

Gestamp saca pecho en tiempos difíciles

Tras ce­rrar un año muy de­sigual, con fuerte caída de las ventas en el primer se­mestre y una in­tensa re­cu­pe­ra­ción en la se­gunda mi­tad, Gestamp es­pera ahora con­ti­nuar la inercia po­si­tiva a lo largo de los pró­ximos me­ses. Aunque el re­sul­tado final ha sido algo de­cep­cio­nante, puede ca­li­fi­carse como mo­de­ra­da­mente po­si­tivo dadas las cir­cuns­tan­cias.

Aunque en general ha cumplido con las expectativas del consenso del mercado, los expertos de Renta 4 esperaban una mayor facturación del fabricante de componentes industriales en la recta final del ejercicio. Esta incapacidad para aprovechar el aumento de los volúmenes de producción mundiales a lo largo del cuarto trimestre siembra algunas pequeñas dudas en su recuperación.

El grupo ha registrado pérdidas de 151 millones de euros en 2020 frente a las ganancias de 212 millones del ejercicio anterior, con una caída de los ingresos del 17,7% y del 37,8% en el Ebitda. No obstante, el grupo ha reducido su deuda neta en cerca de 300 millones de euros para dejarla en 2.058 millones de euros.

Eso supone una reducción de la ratio deuda/Ebitda de 3,1 a 2,7 veces. Niveles más que manejables que justifican la confianza depositada por los accionistas en la compañía pese al escaso aprovechamiento de las mejores condiciones económicas en los últimos meses de 2020. Algo que esperan se solucione en este arranque de ejercicio, pendiente también de la mejora de los tipos de cambio.

De momento, los analistas de Renta 4 han puesto en revisión su actual estimación objetiva y recomendación de mantener, pendiente de una mayor progresión de la compañía gracias a unos ambiciosos planes para el año.

Una proyección que el mercado ya está recogiendo. Los resultados han impulsado la tendencia alcista marcada por la compañía en bolsa desde el pasado mes de noviembre. En este tiempo, casi ha duplicado su precio, superando los niveles previos a la pandemia.

Una vez superada la cota de los 4,5 euros por acción su siguiente gran objetivo estaría sobre los 5,5 euros por acción, zona de máximos de 2019. Toda una demostración de fortaleza en momentos muy complicados como los actuales.

Artículos relacionados