El ne­gocio tra­di­cional com­pensa en parte el des­plome del se­guro de cré­dito por el Covid

Catalana Occidente duplica su dividendo complementario pese a la caída del beneficio

Su di­rector ge­neral con­si­dera que su po­lí­tica de re­mu­ne­ra­ción es pru­dente, pero cre­ciente

Catalana Occidente.
Catalana Occidente.

Catalana Occidente man­tiene el com­pro­miso de re­tri­buir a sus ac­cio­nistas a pesar de un ejer­cicio com­plejo como el de 2020 y mien­tras los re­gu­la­dores lo per­mi­tan. Su con­sejo de ad­mi­nis­tra­ción va a pro­poner a la junta de ac­cio­nistas un in­cre­mento del 100% del di­vi­dendo com­ple­men­tario a pagar el 12 de mayo pró­ximo con el que el pago a cargo del pa­sado ejer­cicio se eleva hasta casi 105,9 mi­llones de eu­ros, un 29,86% más.

El director general, Fernando Arregui, considera que es una política "prudente" a pesar de que el beneficio ha caído un 36,4% por el negocio de seguro de crédito.

Catalana Occidente ha cerrado el complejo ejercicio 2020 con un resultado "razonablemente bien", según ha afirmado su director general, Fernando Arregui. El desplome del negocio del seguro de crédito, con una caída del resultado recurrente del 78,8% en la comparativa interanual, se ha paliado por un incremento del 12,5% en el negocio tradicional.

El negocio de seguro de crédito se ha visto muy impactado por la crisis derivada de la pandemia, a diferencia del negocio en otros ramos del seguro tradicional. Con esta combinación, y tras las restricciones al pago de dividendo por parte de los supervisores con cargo al ejercicio de 2019, la cúpula del grupo asegurador quiere compensar ahora a sus accionistas.

El consejo de administración de Catalana Occidente ha acordado ahora proponer a la junta general de accionistas un incremento del 100% del dividendo complementario que se pagaría el próximo 12 de mayo, lo que supondrá un desembolso total de 48,68 millones de euros.

Tras los tres dividendos ya repartidos, cada uno de ellos por más de 19 millones de euros, el total con cargo al pasado ejercicio se eleva hasta 105,9 millones de euros, una cantidad que contrasta con los 81,5 millones pagados en 2019.

El director general de Catalana Occidente, Francisco Arregui, considera que la política de dividendos de su grupo es "prudente, pero estable y creciente", por lo que se presume un nuevo incremento a lo largo del actual ejercicio en el que el directivo confía en "mejorar los resultados en el negocio de seguros de crédito".

Evolución dispar

El negocio del seguro, afectado de manera muy directa por la crisis de la pandemia, ha supuesto una losa para Catalana Occidente a lo largo de todo el pasado ejercicio, aunque en la recta final del año se ha corregido algo. Aún así, el resultado recurrente tan sólo ha alcanzado los 50,4 millones de euros, lo que supone un desplome del 78,8%. El descenso del volumen de negocio ha sido más moderado (5%).

El negocio tradicional ha tenido un comportamiento positivo, con un resultado recurrente que aumenta un 12,5% en 2020 hasta los 238,6 millones de euros, mientras que el volumen de negocio (total de primas facturadas) se ha incrementado un 4,1% en tasa interanual hasta los 2.720,4 millones de euros.

A esos incrementos han contribuido el ramo de multirriesgos y también el de salud, sobre todo por la contabilización de la primas facturadas desde enero del negocio de Antares. El ratio combinado en el negocio tradicional (no vida) se sitúa en el 88,6%, con un ligero descenso, mientras que el ratio combinado bruto del negocio del seguro de crédito se eleva 15,4 puntos porcentuales hasta el 94,1%

La estimación de Catalana Occidente sitúa su ratio de solvencia en el 216,3%, algo por encima del alcanzado en 2019 y algo por encima de lo que sus directivos estimaban a mediados de año que se pudiera alcanzar.

Artículos relacionados